Madrid prohibe comer en el metro para evitar contagios

  • En los autobuses de la EMT e interurbanos esta prohibición ya existe

Ni un croissant ni un café rápido de camino al trabajo en el metro. Son los típicos snacks azucarados para llevar que muchos madrileños aún desayunan. No solo no son saludables por su contenido glucémico.

Tampoco conviene hacer el gesto de quitarse la mascarilla ya que aumenta el riesgo de contagios.

La consejería de Transportes ha solicitado a la de Sanidad que prohíba comer en el Metro. Una medida más para prevenir la propagación del virus. En los autobuses de la EMT e interurbanos esta prohibición ya existe.

Se trata de una medida que se incluirá en la próxima modificación de la orden que incluye las medidas acordadas el pasado día 14 entre el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas, entre ellas el cierre del ocio nocturno.

“Tenía que estar prohibido que la gente se quitara la mascarilla”

Muchos defienden esta propuesta que se materializará en unos días pero otros se resignan.

“Tenía que estar prohibido que la gente se quitara la mascarilla” denuncia uno de los madrileños consultados.

Estas medidas, según ha dicho el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, están previstas que sean efectivas en los próximos días tras su publicación en el Boletín Oficial de Comunidad de Madrid (BOCM).

De esta manera, la Consejería de Sanidad acepta la propuesta que le había trasladado Transportes, han explicado fuentes del departamento de Enrique Ruiz Escudero.

Transportes pidió a Sanidad prohibir comer en el Metro y en el autobús para minimizar el riesgo de contagio del coronavirus, evitando de esta manera la manipulación de la mascarilla (quitándola y poniéndola) y reduciendo así aún más el peligro de infectarse.

Esta prohibición ya rige en los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes de la capital, en los que no se puede ingerir comida ni bebida.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Metro de Madrid