Hallan en Fuencarral el cadáver de una anciana devorada por sus gatos

  • Encontraron el cadáver de Clara, en avanzado estado de descomposición, y con parte del cuerpo mordido por los felinos
Foto: Telemadrid |Vídeo: Telemadrid

Historia trágica en el distrito de Fuencarral. Encuentran el cadáver putrefacto de una anciana en el interior de su casa, devorada por siete de sus gatos. La mujer, de 77 años, había fallecido hace unos tres meses y estaba enferma.

Los vecinos creen que pudo morir por Covid. Cinco de los animales también estaban muertos.

En principio, la mujer murió por causas naturales aunque se está a la espera de los resultados de la autopsia. También se ha ordenado hacer una necropsia a varios de los gatos para confirmar que el cuerpo fue mordisqueado por sus mascotas.

Los dos gatos que aún permanecen vivos, aunque en malas condiciones, fueron trasladado al Centro de Protección Animal.

Se ha ordenado hacer una necropsia a varios de los gatos para confirmar que el cuerpo fue mordisqueado por sus mascotas / Telemadrid
Se ha ordenado hacer una necropsia a varios de los gatos para confirmar que el cuerpo fue mordisqueado por sus mascotas |Telemadrid

Clara Inés vivía sola en un piso del IVIMA desde 1996. No tenía hijos ni estaba casada. Su familia residía en Colombia y no tenía parientes en España. Sus mejores amigas eran las vecinas del inmueble.

No la veían pese a que a diario solía salir para dar de comer a gatos callejeros y también era habitual verla los días de mercadillos recogiendo los restos de fruta y comida que los vendedores dejaban en las cajas de la basura.

Síndrome de diógenes

La mujer, de nacionalidad colombiana, tenía síndrome de diógenes y en la vivienda había numerosas bolsas de basura.

A la espera de concretar la causa de la muerte las primeras pruebas forenses apuntan a que la mujer falleció por causas naturales hace más de un mes.

Preocupados por Clara

Desde hacía varias semanas algunas de las inquilinas del edificio estaban muy preocupadas por Clara, ya que desde el año pasado estaba enferma y algunos vecinos sospechaban que se podría haber contagiado con el Covid.

Las amigas llamaban al timbre de la puerta, pero la mujer no respondía. También su teléfono móvil figuraba apagado cuando llamaban a su número y las cartas ya no cabían en su buzón.

La intranquilidad estalló cuando un vecino comentó que salía un fuerte hedor de la casa y que empezaba a ver muchas moscas.

Clara Inés vivía sola en un piso del IVIMA desde 1996 / Telemadrid
Clara Inés vivía sola en un piso del IVIMA desde 1996 |Telemadrid

El pasado lunes por la tarde, la vecina del bajo decidió llamar al 091 para advertirles. Los agentes de la Comisaría de Fuencarral acudieron al aviso y por el olor de rellano de la escalera del cuarto piso enseguida sospecharon que podría haber una persona muerta dentro.

Los agentes de la Comisaría de Fuencarral se personaron en el lugar, en el número 5 de la calle San Cugat del Vallés de ese distrito, y al comprobar el olor que salía de la casa decidieron llamar a los bomberos para que accedieran al domicilio.

Al no poder abrir la puerta se avisó a los bomberos del Ayuntamiento de Madrid que desplegaron una autoescala para poder entrar por una de las ventanas de la casa. En una de las habitaciones encontraron el cadáver de Clara, en avanzado estado de descomposición, y con parte del cuerpo mordido por los gatos.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Sucesos