Torrelodones quiere preservar uno de sus emblemas, el Palacio del Canto del Pico

  • Buenos Días habla con su alcalde, Alfredo García-Plata

El Palacio del Canto del Pico fue refugio de Franco y ahora es un tesoro abandonado de nuestro patrimonio. Desde la corporación municipal de Torrelodones quieren que este edificio emblemático deje de deteriorarse. Y quieren que con la participación de los propietarios, y la colaboración entre la administración autonómica (Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid) y el propio Ayuntamiento de Torrelodones se pueda llegar a un acuerdo.

El Palacio Canto del Pico de Torrelodones tendrá uso hostelero
El Palacio Canto del Pico de Torrelodones tendrá uso hostelero
El Palacio Canto del Pico de Torrelodones tendrá uso hostelero

El Palacio Canto del Pico de Torrelodones tendrá uso hostelero

Una de las posibilidades sería ,incluso, una permuta de suelos con la propiedad, aunque el alcalde de Torrelodones muestra en Buenos Días su principal interés: "Nuestra intención no es quedarnos con el Palacio, sino preservar su patrimonio verde y cultural".

El paso del tiempo y la situación de deterioro y abandono de este BIC (Bien de Interés Cultural) ha enervado poco a poco los ánimos de los vecinos de Torrelodones y enconado las relaciones entre la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, el ente que vela por su catalogación como BIC, y la familia Oyamburu.

El Palacio del Canto del Pico es un edificio histórico, construido en 1920, en el que murió Antonio Maura, actualmente presenta todo tipo de destrozos y pintadas, bajo las quejas de los vecinos que denuncian el estado de degradación en que se encuentra. Sus dueños, incluso, llegaron a intentar venderlo en Reino Unido por 20 millones de libras, pero actualmente se cae a cachos.

Mejores Momentos

Programas Completos