Madrid Mazo Guapo: ¿Sabes cuántos hijos tiene el Ratón Pérez?

En la sección Madrid mazo guapo de Nieves Ortiz dentro del Buenos Días Madrid que presenta Ely del Valle, hemos conocido los detalles de un lugar muy singular: la Casita-Museo de Ratón Pérez.

Hablamos de un sitio dedicado a la historia y tradición del roedor madrileño más universal que se encuentra en el número 8 de la calle Arenal, a pocos metros de la Puerta del Sol.

La Casita-Museo de Ratón Pérez abrió sus puertas en 2008

El pequeño mamífero eligió los sótanos de este edificio para residir junto a su familia en una caja de galletas que estaba en el almacén de una confitería. Así lo recogió en 1894 el padre Luis Coloma en su obra Ratón Pérez, un jesuita que era consejero de la Corona y al que un día le encargaron escribir un cuento con el que obsequió al pequeño Alfonso XIII cuando se le cayó un diente de leche a la edad de ocho años.

En el relato se decía que el ratón visitaba de noche las habitaciones del futuro rey y de otros niños más pobres. Así nació este personaje que deja un regalito a los peques por cada diente que pierden.

La Casita-Museo de Ratón Pérez abrió sus puertas en 2008, ampliando sus instalaciones en 2012. Desde entonces, se vienen haciendo visitas guiadas de poco más de media hora para saber de cerca cómo vive este roedor caracterizado con su sombrero de paja, lentes de oro y una cartera roja a la espalda. Casado con Katalina, tuvieron tres hijos, Adelaida, Elvira y Adolfito.

Ilusión y magia

Maria Rubio, directora de Comunicación, nos ha contado en Onda Madrid algunas de las anécdotas y curiosidades vividas en este tiempo en un espacio donde sobra la ilusión y la magia.

Además hemos sabido que la casita del ratón Pérez colabora con el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) en sus campañas anuales de recogida de dientes de leche. Los pequeños donan sus piezas dentales a cambio de un diploma honorífico y un regalito. El centro ya cuenta con más de 3.600 piezas para su investigación.

El museo infantil tiene su propia tienda de recuerdos donde se venden un montón de objetos relacionados con el único personaje no humano que cuenta con placa conmemorativa en Madrid. Es recomendable que se reserven las entradas para las visitas guiadas teniendo en cuenta la demanda y el aforo limitado.