Estefanía Molina: “Se ha gobernado por decreto por la incapacidad del Gobierno de negociar con la oposición”

Politóloga y periodista. Estefanía Molina ha escrito el libro “El berrinche político” donde explica el pasado, presente y futuro inmediato de la política en España. Con Juan Pablo Colmenarejo en Buenos Días Madrid de Onda Madrid, ha estado conversando sobre “berrinches” y llegando a la conclusión de que están repartidos por todos los puntos del tablero político.

“El libro parte de la idea de que el año 2015 reventó el sistema y había la ilusiones por parte de los ciudadanos de que algo cambiaría. Y seis años después, la ciudadanía percibe que sí hay cambios, pero no satisfactorios”, señala.

Uso desproporcionado del Decreto Ley

Molina explica que si habíamos creído que un Congreso más fragmentado obligaría al gobierno de turno a ser más dialogante con la oposición. “Con esa idea de sentarse y hablar. Pero lo que hemos visto es un uso desproporcionado del decreto ley. Cómo los gobiernos han intentado paliar la fragmentación de la Cámara y la ingobernabilidad a través de fórmulas mayoritarias como los Decretos”.

Continúa, “no hemos tenido la capacidad de que realmente la Cámara se fuerce a negociar. Es flagrante que se haya empezado a legislar por decreto, en un sistema parlamentario”.

Bipartidismo y partidos caídos

Es su faceta de politóloga la que cree que echamos de menos el bipartidismo de antaño. “Es curioso como el sistema nos está volviendo a empujar a él. Pero creo que pasamos de un multipartidismo a un sistema de bloques, donde los nuevos partidos entendieron que hacerse un hueco era disputándoselo a los viejos. Los ciudadanos creen que, en términos de utilidad es mejor que haya más partidos".

"Por otro lado -subraya- los viejos partidos, con la repetición electoral han conseguido cargarse a los nuevos, aunque tampoco se puede obviar la responsabilidad de Albert Rivera en la destrucción de su partido o de Pablo Iglesias, con su además cesarista, con el que ha conseguido que su partido se dividiera en dos y se formara Más País.”

Molina también analiza el caso de Vox. “Es un caso distinto porque es un partido surgido de una segunda hornada con la refundación de la derecha. Vox se queda como actor menguado alternativo al PP, pero no creo que pueda disputarle su hueco, porque defiende cosas, en los que los ciudadanos confían más en el PP”.

Líderes nacidos en un plató de televisión

Los líderes actuales han nacido en un plató de televisión”. Es la conclusión de una reflexión más profunda. “Todos los diputados usan el Congreso como un plató. Y usan las redes sociales por alcanzar cotas de poder. Y nos da la sensación de que van al Congreso a hacer un corte o un vídeo para Twitter".

"En pandemia, la percepción del ciudadano es que el Congreso se ha convertido en un bazar y que la cámara se ha debilitado. El gobierno no ha comparecido, a la gente tampoco le importa, y estas actitudes son consecuencia de lo que pasa en las instituciones y al final, revientan el equilibrio de poderes”. Esta idea termina con la obsesión por el marketing y la sondeocracia, “tenemos la idea de que los procedimientos de la política han sustituido al fondo. Es más lo que se dice que lo que se hace”.

Fortalezas laminadas de Sánchez

Por último, Molina se refiere a los “spin doctor” o estos asesores, “que les dicen a los políticos lo que deben hacer a tenor de un sondeo, con quien deben pactar, incluso lo que deben de decir o la pose que deben de poner. Y en el libro señalo a dos grandes. Miguel Ángel Rodríguez (de Ayuso) e Iván Redondo (de Sánchez)”.

El futuro no es tan incierto en lo que resta de legislatura. “La campaña para las elecciones generales ya ha empezado. El por qué se pone a Ayuso en el centro de la polémica es porque a Sánchez se le han laminado dos de sus grandes fortalezas: La derecha dividida, porque la reunificación se va a dar. Y el miedo a Vox que ha blandido la izquierda, que no moviliza a tanta gente".

"Y es porque la gente lo ve como una muleta del PP -señala- Y ya tenemos a Sánchez que se intentará aferrar a sus socios plurinacionales. La polarización es algo que debería preocuparnos, porque se debe a que las instituciones han dejado de hacer su función”.

Mejores Momentos

Programas Completos