Vanesa, 23 años, bióloga y con un máster, se ve obligada a recurrir a Cáritas para sobrevivir

  • Clase media y autónomos, sin ahorros y sin red familiar, el perfil de los demandantes de ayuda de Cáritas 
Foto: Redacción |Vídeo: Telemadrid

El dato ofrecido este jueves por Cáritas Madrid es estremecedor: la pandemia ha provocado que se tripliquen el número de familias atendidas en Madrid por primera vez. Sus necesidades son las más básicas: alimentos, vivienda, suministros o medicinas.

Cáritas Madrid atendió a 139.000 personas en 2020, triplicando las ayudas por la pandemia
Cáritas Madrid atendió a 139.000 personas en 2020, triplicando las ayudas por la pandemia
Cáritas Madrid atendió a 139.000 personas en 2020, triplicando las ayudas por la pandemia

Cáritas Madrid atendió a 139.000 personas en 2020, triplicando las ayudas por la pandemia

En 120 Minutos queremos poner cara a esta población vulnerable. Lo hacemos con el director de la institución en Madrid, Luis Hernández. "Son personas de clase media, autónomos pero sin ahorros y con esta situación se han quedado sin red familiar de apoyo y han tenido que acudir a Cáritas".

9 millones de euros en ayudas

El incremento de las peticiones de ayuda, según Hernández, es del 56% y la cuantía económica empleada por Cáritas sube hasta los 9 millones de euros, más otros 6 millones repartidos por la red de parroquias.

Vanesa, 23 años, obligada a recurrir a las ayudas

Vanesa, de 23 años, ha llegado a la ayuda de Cáritas a consecuencia de los estragos de la pandemia, en la que ha perdido a su madre. Esta joven ha conseguido terminar su carrera de biología y ahora intenta terminar su master. Tras la muerte de su abuelo, Vanesa tuvo que irse a vivir a una habitación con su madre. En ese momento entró en contacto con Cáritas. "Sin ellos nunca hubiera salido a flote", cuenta.

Cáritas es mucho más que alimentos, sostiene esta joven, y relata cómo gracias la organización pudo tener acceso, junto a su madre, a "una vivienda digna" en la red asistencial.

"Cuando estás tan desesperada y no ves la luz al final del túnel conocer a esta familia maravillosa y eso me cambió la vida. Ahora vivo en una vivienda social y puedo seguir mi carrera", concluye.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Cáritas