La Fundación Madrina ofrece su programa 'Pueblos Madrina' para acoger a familias afganas

  • Para aquellas personas que trabajaron para España desde Afganistán
La Fundación Madrina ofrece su programa 'Pueblos Madrina' para acoger a familias afganas
Una familia intenta huir de Afganistán accediendo al aeropuerto |EFE

La Fundación Madrina ofrece su programa 'Pueblos Madrina' para acoger a familias afganas que trabajaron para España. Y al tiempo que hace esta oferta solidaria, aprovecha para denunciar la "pasividad" de las autoridades españolas en responder a la situación "delicada" que viven las familias afganas con menores y que trabajaron para el ejército español.

El presidente de la Fundación Madrina, Conrado Giménez-Agrela, ha señalado que "es de justicia ir en ayuda de estas familias aunque ya lleguemos tarde", insistiendo además en el "abandono" por parte de los gobiernos y acusando a España de "estar de vacaciones".

"Acoger, realojar e integrar a estas familias por parte del pueblo español es de justicia, especialmente para proteger los menores que traen. En su mayoría son familias que actuaron de intérpretes para las unidades del ejército español desplegadas durante más de 20 años en Afganistán. Actualmente, estas familias están señaladas por el ejército talibán y quedan a merced de las represalias y muerte en su propio país", ha explicado la entidad.

La Fundación Madrina realojará familias afganas en pueblos de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón y Andalucía

En este sentido, la Fundación ha recordado que dispone de un programa de acogida de familias en entornos rurales, que desarrolla en diferentes comunidades autónomas como la de Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón o Andalucía, entre otras. "Las familias en riesgo y perseguidas que proceden del Kabul, tendrían preferencia para un alojamiento más rápido", ha asegurado.

Asimismo, la Fundación Madrina ha afirmado que espera "con impaciencia" una reunión con el Ministerio de Defensa para coordinar la llegada de las familias y la posibilidad de ofrecerles "un lugar más humano que no sean los Centros de Emergencia que el Estado y las autoridades locales ofrecen para familias sin techo".