Borrell alerta de que vivimos "el momento más peligroso” tras la Guerra Fría

  • El jefe de la diplomacia de la UE cree que "no se trata de una crisis que solo afecta a Ucrania, sino también al orden de seguridad en Europa, ya que Rusia pretende volver la página de la historia"
Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores
Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores |EFE

El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha advertido de que Europa está viviendo “el momento más peligroso” desde el fin de la Guerra Fría, principalmente a causa de la tensión entre Ucrania y Rusia.

“Sí, Europa está en peligro”, reconoció Borrell durante una conferencia sobre la situación de seguridad organizada por el Servicio Europeo de Acción Exterior, como ya alertó hace unos meses al presentar su propuesta para que la UE sea más autónoma a nivel de defensa, conocida como “Brújula Estratégica”.

Deterioro de la seguridad

Europa ha visto en los dos últimos años “el más grave deterioro de su entorno de seguridad, hasta el punto de que estoy convencido de que hoy estamos viviendo el momento más peligroso del periodo post-Guerra Fría”, dijo.

Riesgo de conflicto militar en Europa

“Afrontamos el riesgo de un gran conflicto militar en nuestro continente”, afirmó, y señaló a Rusia y a los al menos 100.000 militares y equipos pesados que ha posicionado en la frontera ucraniana, mientras “hace amenazas abiertas de usar la fuerza a menos que sus demandas se cumplan”.

El jefe de la diplomacia comunitaria dejó claro que no se trata de una crisis que solo afecta a Ucrania, sino también al orden de seguridad en Europa, ya que en su opinión Rusia “pretende volver la página de la historia, parar el reloj y volver a las esferas de seguridad que pertenecen al pasado”.

Prioridad: Diplomacia y disuasión

Así, aseguró que la UE tiene dos prioridades, “la diplomacia y la disuasión": "Necesitamos a ambas y dependen la una de la otra para tener éxito”, apuntó.

Como disuasión, dijo que están “preparando un juego de fuertes sanciones si Rusia emprende nuevas acciones militares contra Ucrania”, y que deben estar “preparados para todos los escenarios”.

Reconoció que la economía rusa es ahora más resistente frente a sanciones, y en cuanto a la dimensión energética, dejó claro que la UE debe reducir su dependencia del gas ruso, lo que “va a jugar un papel importante en la relación con Moscú”.

Recomendamos