El Banco de España estima que el gasto para combatir el Covid superará los 60.000 millones entre 2020 y 2023

Banco de España
Banco de España |TELEMADRID

La crisis económica derivada de la pandemia del Covid-19, que ha provocado un desplome histórico de la economía española del 10,8% en 2020, ha supuesto un importante incremento del gasto público en España para paliar los efectos sobre las familias y empresas, que el Banco de España cifra en un 5,5% del PIB entre 2020 y 2023, es decir, más de 61.000 millones de euros.

El mayor impacto del gasto público ha tenido lugar en 2020, que será el año más golpeado por la crisis dado el cierre prácticamente total de la economía española durante tres meses, pero el Gobierno seguirá haciendo un esfuerzo extra este año, toda vez que ha prolongando hasta mayo tanto los ERTE, como las ayudas a autónomos y las medidas de liquidez, y no descarta hacerlo hasta finales de año.

Una de cada cuatro familias españolas está en riesgo de pobreza extrema tras un año de pandemia
Una de cada cuatro familias españolas está en riesgo de pobreza extrema tras un año de pandemia
Una de cada cuatro familias españolas está en riesgo de pobreza extrema tras un año de pandemia

Una de cada cuatro familias españolas está en riesgo de pobreza extrema tras un año de pandemia

De esta forma, el Banco de España prevé que el gasto público para combatir la pandemia en 2021 será del 1,4% del PIB, unos 16.000 millones de euros, aunque en esta estimación no está recogido el último plan del Gobierno, aprobado hace apenas dos semanas, que destina a ayudas directas 7.000 millones y que tendrá un impacto tanto en el gasto como en el déficit.

El organismo liderado por Pablo Hernández de Cos contempla también que para 2022 y 2023 el gasto adicional para combatir la pandemia será todavía de 0,3 puntos del PIB cada año, es decir, unos 6.600 millones de euros en los dos ejercicios, en línea con su pronóstico de que España no superará definitivamente la crisis hasta mediados de 2023.

Déficit cercano al 11 %

Como consecuencia de este incremento del gasto, a lo que se une la caída de los ingresos fiscales por la desaceleración de la actividad, el Banco de España contempla que el déficit público cierre 2020 en el 10,5% del PIB, más de 11.000 millones de desfase, cifra históricamente alta y que supera los 'números rojos' de la anterior crisis económica.