El Constitucional alemán complica el desembolso de los fondos europeos antes del verano

El Constitucional alemán complica el desembolso de los fondos europeos antes del verano
El Constitucional alemán complica el desembolso de los fondos europeos antes del verano |EUROPA PRESS

El Tribunal Constitucional de Alemania ha frenado este viernes la ratificación del fondo de recuperación de 800.000 millones de euros con el que la UE quiere impulsar su economía tras la pandemia, una decisión que deja en el aire la fecha de la llegada de las ayudas europeas a las capitales.

Según ha explicado en un comunicado, el Constitucional alemán ha ordenado al presidente del país, Frank-Wlater Steinmeier que detenga la firma de la Decisión de Recursos Propios de la UE, una legislación clave para la puesta en marcha del plan anticrisis porque es la que permite a la Comisión Europea emitir la deuda con la que financiará la recuperación.

Esta normativa había sido aprobada sin problemas previamente en el Parlamento (Bundestag) y en el Senado (Bundesrat), pero el movimiento del Constitucional ha evitado la finalización del procedimiento nacional de ratificación.

El motivo es que los jueces del Alto Tribunal alemán debe resolver antes un recurso presentado por un conjunto de ciudadanos alemanes que cuestionan la legalidad del fondo de recuperación, que prevé la entrega a España de 140.000 millones de euros, de los cuales 70.000 millones tomarán la forma de transferencias no reembolsables.

Los jueces alemanes no ha dado plazos sobre su futuro veredicto, pero sus decisiones sobre asuntos similares se prolongaron hasta tres meses, según fuentes diplomáticas alemanas. Esto supone que la UE no podrá cumplir su meta de que todos los Estados miembros hayan ratificado el plan para finales de abril.

El Ejecutivo comunitario no puede acudir a los mercados de deuda hasta que la Decisión de Recursos Propios de la UE haya sido aprobada en los veintisiete parlamentos nacionales. Por el momento, sólo ha sido ratificado completamente en Bulgaria, República Checa, España, Francia, Croacia, Italia, Chipre, Malta, Portugal y Eslovenia.

La ratificación del fondo de recuperación en todos los Estados miembros no es el único trámite a completar para que las ayudas empiecen a fluir hacia los países, puesto que la UE antes debe dar también el visto bueno a los planes nacionales con las reformas e inversiones que financiarán dichos fondos.