Ana Peleteiro, medalla de bronce en una final de triple salto para la historia

  • "Llevo toda la vida soñando con una medalla olímpica"
  • Yulimar Rojas, oro y récord mundial, con un salto de 15,67 :
Ana Peleteiro, medalla de bronce en una final de triple salto para la historia
Ana Peleteiro |EFE

La gallega Ana Peleteiro gana el bronce en triple salto tras batir el récord de España, con un salto de 14,87, en una prueba en que la venezolana Yulimar Rojas, doble campeona mundial de triple salto, conquistó en Tokio su primer oro olímpico con un nuevo récord del mundo, 15,67 metros en su último intento.

Peleteiro batió su récord nacional primero con 14,77 en el segundo turno y luego con 14,87 en el quinto. Por su parte, el registro de Yulimar Rojas mejora en 17 centímetros la plusmarca mundial establecida por la ucraniana Inessa Kravets el 10 de agosto de 1995 en los Mundiales de Gotemburgo (Suecia). La portuguesa Patricia Mamona, con 15,01 en su cuarto salto, se alzó con la presea de plata.

Peleteiro sabedora de que las medallas estarían caras, cerca de los 15 metros, y para eso necesitaba superarse a sí misma, batir su récord de España (14,73).

Su comienzo fue también, a su nivel, estimable: 14,55, pero mejor fue el de la portuguesa Patricia Mamona, 14,91, que casi zanjaba la pugna por la medalla de plata. La española reaccionó batiendo por cuatro centímetros su récord de España con 14,77 en el segundo turno.

Se colocaba tercera, en tanto que la defensora del título, Caterine Ibargüen se debatía en marcas inferiores (14,25, 14,01 y 14,19) y se quedó fuera de los tres últimos saltos.

Cuando la jamaicana Shanieka Ricketts la adelantó con sus 14,84 de su cuarto salto, Peleteiro supo que tendría que volver a superarse, y lo hizo en la penúltima ronda con esos 14,87 que valieron la medalla de bronce.

"Llevo toda la vida soñando con una medalla olímpica"

Ana Peleteiro / EFE
Ana Peleteiro |EFE

Peleteiro desveló que lleva "toda la vida soñando" con un triunfo como este, que se debe al "equipo maravilloso" que tiene detrás. "Tengo un equipo maravilloso y gracias a ese equipo estoy aquí. Podría decir que es gracias a mi esfuerzo, a todas las horas dedicadas, pero ya te puedes esforzar mucho que si no estas en el sitio correcto, en el momento correcto, con las personas correctas, no funciona", dijo Peleteiro.

La atleta gallega desveló que antes de competir en Tokio el doctor de la delegación española ya la advirtió de sus posibilidades: "Me dijo, tu eres la elegida y tendrás esa palmada de Dios. Por fin puedo decir que soy medallista olímpica. Llevo toda una vida soñando con ello y ahora no puedo parar de llorar", concluyó.