Cuándo y dónde debes ponerte la mascarilla a partir de este sábado 26 de junio

  • El Gobierno aprueba el fin de la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores, siempre que se mantenga la distancia de seguridad
Un grupo de jóvenes con mascarilla
Un grupo de jóvenes con mascarilla |EFE

El Consejo de Ministros extraordinario de este jueves ha aprobado la eliminación de la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores, medida que entra en vigor este sábado 26 de junio.

Estas son las condiciones que se establecen y que deben tener en cuenta todos los ciudadanos:

  • Se puede quitar la mascarilla en exteriores siempre y cuando se pueda mantener la distancia de seguridad de metro y medio. Si se está con convivientes, se puede estar sin la mascarilla con ellos aunque no haya distancia de seguridad.

  • Siempre hay que tener una mascarilla a mano en todo momento, por si no se se cumple con la distancia de seguridad al aire libre. El Gobierno no ha aclarado si no llevarla conllevará alguna sanción o multa.

  • La mascarilla seguirá siendo obligatoria en espacios cerrados públicos, como por ejemplo una biblioteca, o espacios cerrados de uso público, como una farmacia o un supermercado, y en los transportes públicos tanto en avión, autobús o metro.

  • En hostelería, hay que tener puesta la mascarilla excepto en el momento de consumir comida o bebida.

  • El Gobierno contempla que la mascarilla será obligatoria en eventos multitudinarios, como un concierto, pero si ese evento es sentado y se respeta el metro y medio de distancia, no.

  • Igual pasa con el deporte. Tras el anuncio de poder recuperar al completo el público en las ligas de fútbol y baloncesto, el Gobierno ha especificado que en los estadios abiertos se podrá prescindir de la mascarilla si hay distancias de metro y medio entre los espectadores en las gradas. Si no se mantiene, deberán tenerla puesta en todo momento. En pabellones cerrados, la mascarilla deberá usarse en todo momento.

  • Dejará de ser de obligado uso la mascarilla en residencias y espacios institucionalizados donde el 80% de la población esté vacunada, aunque será obligada para los trabajadores de esos centros y visitantes.

  • En los servicios esenciales, por ejemplo, los efectivos de un parque de bomberos, no tendrán que llevarla en sus guardias si el 80% está inmunizado.

  • Tampoco será obligatorio para los pasajeros de barco y buque en su camarote y tampoco cuando estén en cubierta y se pueda mantener la distancia de seguridad.

El Gobierno explica que esta medida de flexibilización se rige por un "criterio homogéneo" en todo el territorio y que se trata de una medida "prudente" y "gradual", al tiempo que recuerda que las autonomías se tendrán que amoldar, porque la ciudadanía necesita un "mensaje comprensible".

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, mostró su confianza en que el desarrollo del real decreto-ley que establece el fin del uso obligatorio de la mascarilla al aire libre sea “uniforme y homogéneo” en todas las comunidades autónomas. Algunas comunidades autónomas, como Andalucía, Castilla y León, Cantabria y País Vasco, han mostrado su renuncia a esta decisión considerándola “precipitada”, y prefieren esperar a que los datos de incidencia de la pandemia estén en unos niveles más bajos de los actuales.

El presidente de la Sociedad Española de Inmunología, Marcos López Hoyos, cree que la eliminación de la mascarilla en exteriores es "precoz" porque debería haberse esperado hasta alcanzar un porcentaje mayor de población vacunada con dos dosis y porque la variante delta está "al acecho".

Otros expertos también se han manifestado en ese sentido y critican que se haya tomado esta medida tan pronto.