Madrid recurre ante la Audiencia Nacional las medidas sobre el ocio nocturno

Madrid recurre ante la Audiencia Nacional las medidas sobre el ocio nocturno
Exterior de una discoteca |EUROPA PRESS

La Comunidad de Madrid ha presentado ante la Audiencia Nacional un recurso contencioso administrativo contra las restricciones al ocio nocturno y la hostelería acordadas en el Consejo Interterritorial de Salud y publicadas el sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

En su recurso, la Comunidad de Madrid solicita medidas cautelarísimas y cautelares contra unas restricciones que, en opinión del Gobierno regional en funciones, "causan un daño inmediato, irreparable e insubsanable".

"Hemos presentado un recurso en la Audiencia Nacional contra las normas frente a la covid que el Gobierno de Sánchez quiere aplicar en Madrid. Son arbitrarias y atentan contra el sentido común e interés de los madrileños. Para seguir arruinando a la gente que no cuenten conmigo", ha escrito en su cuenta de Twitter la presidenta madrileña en funciones, Isabel Díaz Ayuso.

El Ministerio de Sanidad trasladó el pasado viernes a las comunidades la orden con las restricciones al ocio nocturno y la hostelería recordándoles que son de obligado cumplimiento desde ese momento hasta que la ministra "apruebe la finalización de su vigencia" previo acuerdo del Consejo Interterritorial.

La orden, que se publicó el sábado en el BOE, es recurrible en reposición ante la propia ministra o ante lo contencioso de la Audiencia Nacional.

Las medidas contemplan la reapertura del ocio nocturno hasta las 3 de la madrugada en los territorios de menor incidencia (nivel 1 de riesgo o nueva normalidad), es decir, los que cuentan con menos de 50 casos por cada 100.000 habitantes.

También establecen un límite horario para la hostelería, que no podrá abrir más allá de la 1 ni servir más tarde de las 24 horas, y restricciones de aforo, así como otras medidas para eventos multitudinarios y prohibiciones de fumar y vapear en la calle cuando no se puedan guardar los 2 metros de distancia, entre otras.

En el recurso, el Gobierno madrileño asegura que la orden ministerial supone una "invasión de competencias", ya que en la actualidad la Comunidad de Madrid es quien "ostenta la competencia para la adopción de medidas especiales en materia de salud pública".

"Y es evidente que esta competencia se viene utilizando, pues tras la finalización de la prórroga del estado de alarma se dictó la Orden 572/2021, de 7 de mayo, de la Consejería de Sanidad", añade.

Por ello, la Comunidad de Madrid asegura que "sumir al ciudadano en un régimen de medidas voluble, impuesto sorpresivamente sin razón alguna, sustituyendo de un día para otro la regulación existente, es una afrenta clara a la seguridad jurídica".

Por otro lado, señala que la orden ministerial está "viciada" al no haber sido adoptada por consenso en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, ya Madrid y otras cuatro comunidades autónomas (Andalucía, Murcia, Galicia y Cataluña) se opusieron.

En el caso de la Comunidad de Madrid, al estar por debajo de los 150 casos de incidencia acumulada, se sitúa en el nivel 2 de alerta del llamado 'semáforo covid', por lo que según la orden ministerial podría reabrir los locales de ocio nocturno si los indicadores de ocupación de camas hospitalarias y de UCI y la tasa de positividad están a un nivel "favorable".

Las restricciones para las comunidades con un nivel 2 de riesgo son las mismas que para el nivel 1, excepto en el caso del aforo máximo en interiores, que se reduce hasta el 33 % y actualmente está fijado en la región en el 50 % en la mayoría de los casos.