Serrano (Vox) mantiene su crítica a la sentencia, pero niega su apoyo a 'La Manada'

Serrano (Vox) mantiene su crítica a la sentencia, pero niega su apoyo a 'La Manada'

El líder de Vox en Andalucía, Francisco Serrano, ha reclamado su derecho "a poder criticar y manifestar las expresiones de pensamiento" y, tras negar haber defendido a los integrantes de "la Manada", ha puntualizado que criticó "a titulo personal" la reciente sentencia del Tribunal Supremo.

"En ningún momento he defendido a los miembros de la Manada", ha señalado Serrano en un comunicado en el que califica a los condenados de "machistas" y ha denunciado que "de forma maliciosa" se ha querido identificar "a la población masculina heterosexual española" con los condenados.

La aclaración de Serrano se ha producido después de que ayer Vox desautorizara las críticas que el juez en excedencia había colgado en redes sociales sobre la sentencia del Supremo que condena a 15 años de prisión por violación a los cinco miembros de "la Manada" por estar "cargada de condicionantes mediáticos y políticos".

En su perfil de Facebook, entre otras manifestaciones que hoy han sido borradas, Serrano escribió que "se nota que es una sentencia dictada por la turba feminista supremacista" y aseguró que a partir de ahora "si una mujer dice sí pero en cualquier momento posterior dice no, inclusive varios días después, el denunciado será condenado a prisión por violación".

Serrano ha abogado hoy por "agravar las condenas e imponer la pena de prisión permanente revisable" a violadores y maltratadores y ha mantenido que la sentencia contra la Manada se ha dictado "bajo presión mediática de grupos de poder, que quieren imponer su prejuicios frente a la garantía del proceso".

Ha reivindicado su derecho "a poder criticar y manifestar las expresiones de pensamiento, aún cuando no comulgue con la dictadura de lo políticamente correcto", aunque ha admitido que sus advertencias contra la sentencia las hizo "quizás, de forma inapropiada y no comprendida".

El candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha tachado de "impresentables" las críticas de Serrano, que, considera que denotan una "insostenible" forma de concebir la sociedad."Entienden de mala manera lo que es el movimiento de las mujeres, la reivindicación de toda la sociedad por la dignificación y la libertad de elección y de decisión", ha declarado Gabilondo antes de participar este domingo en una conferencia.

A su juicio, la postura del político de Vox es "ofensiva socialmente" y delata el modo en que entiende "las relaciones personales" y "la mujer", al tiempo que resulta "poco respetuosa" con una decisión judicial del Supremo.

También desde el PSOE, la secretaria de Políticas Migratorias y Andaluces en el Exterior, Beatriz Rubiño, ha pedido a Ciudadanos y al PP que condenen las palabras de Serrano y ha dicho que es "muy grave" que el político use las redes sociales "para vomitar sus insultos contra las mujeres [...] y que incluso haga apología de la prostitución".

La candidata del PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ha pedido que no se ponga en tela de juicio a la justicia española a raíz de la sentencia, ha asegurado que la ha tranquilizado como mujer por si algún día se encuentra en una situación similar a la de la víctima.

La popular ha dicho que le parece "oportuno" que Vox haya desautorizado a su líder en Andalucía por unas declaraciones que "parece que son personales".

Por su parte, la portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, cree que la sentencia del Supremo ha producido "mucho alivio" en la sociedad española que ha visto que "va a caer todo el peso de la ley contra los señores violadores de La Manada" y ha expresado su "solidaridad" con "todas las mujeres que han pasado por algo así".

Sin embargo, preguntada por las críticas de Serrano, Arrimadas ha insistido en que el gobierno andaluz solo tiene "dos partidos: Cs y el PP".