Vecinos de Barcelona se encaran a manifestantes y evitan una hoguera

Vecinos de Barcelona se encaran a manifestantes y evitan una hoguera

Cuarta noche consecutiva de protestas en Barcelona. Una doble concentración de grupos ultraderechistas y antifascistas ha desencadenado nuevos incidentes. Los Mossos d'Esquadra han iniciado cargas policiales en la plaza Artós, lugar de confluencia de ambos grupos.

Una decena de vecinos se ha encarado a un grupo de manifestantes antifascistas que iban a encender una hoguera en el cruce de Balmes con Rosselló, con contenedores colocados como una barricada.

Los vecinos les han pedido que no los quemaran y se han puesto entre los contenedores criticando que llevan dos noches viendo incendios y que lamentan la situación, a lo que se han sumado otros desde sus casas con una cacerolada.

Cuando los antifascistas, procedentes de concentraciones contrarias a la sentencia del 1-O, han encendido un contenedor pequeño de un comercio y posteriormente un contenedor grande, los vecinos han tirado al suelo lo que había dentro del contenedor para apagar el fuego.

"Ni independencia ni nada, esto es un golpe de Estado"

Algunos manifestantes han empezado a enfrentarse insistiendo en quemarlos: "Ni independencia ni nada, esto es un golpe de Estado", ha dicho uno.

Otros han llamado a irse del lugar y finalmente el grupo se ha dispersado, descendiendo por la calle Balmes, donde posteriormente se ha hecho otro fuego.