Los Mossos intentan evitar el choque entre concentraciones de ultras e independentistas

Los Mossos intentan evitar el choque entre concentraciones de ultras e independentistas

Los Mossos d'Esquadra han iniciado cargas policiales en la plaza Artós de Barcelona, donde han coincidido una concentración de unos 200 ultras y otra convocada por Arran y grupos antifascistas.

Ambas manifestaciones se han colocado una frente a la otra durante la tarde, contenidas cada una por un cordón de los Mossos d'Esquadra para impedir que se encontraran, mientras todos los accesos a la plaza estaban custodiados por varias furgonetas de la Brigada Móvil (Brimo), la unidad antidisturbios de los Mossos d'Esquadra.

El grupo ultra ha lanzado pirotecnia, botellas y otros objetos a la línea policial y más allá, intentando alcanzar a la otra concentración.

Los Mossos han cargado dos veces para evitar que los ultras superaran el cordón y también han disparado salvas.

La policía catalana también ha retenido durante unos minutos a un joven que ha cruzado la manifestación antifascista con una bandera española, y después se ha unido a la manifestación contraria.

Los ultras han exhibido una bandera franquista y han gritado 'Artur Mas, cámara de gas', 'Separatistas hijos de puta' y han hecho varias veces el saludo fascista.

La manifestación contraria ha portado una pancarta con la inscripción 'Fora feixistes dels nostres barris' y han coreado 'Visca la lluita antifeixista' y 'Independència', y han lanzado pintura roja hacia la línea policial.

Un cartel publicado el miércoles en redes sociales había llamado a concentrarse este jueves a las 20.00 horas en la citada plaza con banderas españolas, pero ninguna organización había compartido la convocatoria públicamente.

Arran respondió a la llamada con una convocatoria a las 19.00 horas en la misma plaza, y diversos CDR además de grupos identificados como antifascistas han llamado a asistir.

Al principio, sobre las 18.30 horas, centenares de personas se han concentrado en la plaza en dos grupos diferenciados, uno con banderas españolas que no ha coreado consignas y otro que ha gritado 'José Antonio Primo de Rivera', 'Dónde están los CDR', 'Puigdemont a prisión', 'Viva Franco', 'El Valle no se toca' y 'Pedro Sánchez, hijo de puta', y que era más minoritario, aunque después ha crecido su número y han protagonizado incidentes.

Las dos manifestaciones de signo contrario se han encontrado a las 19.00 horas en la plaza de Sarrià, donde agentes de la Policía catalana han hecho salvas y han cargado con las porras contra un grupo de manifestantes de extrema derecha.

Sobre las 20.30 horas, los manifestantes ultras se han ido del lugar por el paseo Joan Bosco camino de la avenida Diagonal, y poco después los del otro grupo también se han marchado en dirección a los Jardinets de Gràcia, donde los CDR han convocado una manifestación este jueves.

Los CDR reúnen a unas 13.000 personas en Gracia y "despiden" llamando a la huelga general del viernes

Los CDR han desconvocado este jueves la manifestación en los Jardinets de Gràcia de Barcelona, tras haber reunido a unas 13.000 personas, según cifras de la Guardia Urbana.

La manifestación de ambiente festivo ha empezado pasadas las 19.00 horas, emulando las Olimpiadas Populares de 1936, con los manifestantes ocupando toda la plaza del Cinc d'Oros, el paseo de Gràcia cortado a la altura de Provença y la Diagonal cortada por Via Augusta --en la parte superior--, y Pau Claris --en la inferior--.

En un tuit de los CDR del Barcelonès publicado a las 21.00, disuelven la convocatoria: "`Atención, la Olimpiada se acaba deportistas! Que mañana nos toca levantarnos pronto. Mañana 7.30: Ven a los desayunos en todo el Barcelonès. Con actitud y provisiones: todos a la huelga. Parémoslo todo".

Torra, Cunillera y Colau destacan la coordinación policial

El presidente catalán, Quim Torra, la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han coincidido este jueves en destacar la coordinación entre los distintos cuerpos policiales ante los disturbios, en una reunión extraordinaria en la Generalitat.

En la reunión, a la que han asistido además el vicepresidente Pere Aragonès, los consellers Miquel Buch y Meritxell Budó, las principales autoridades de Cataluña han analizado el escenario que se abre tras los disturbios en las manifestaciones contra la sentencia del "procés" y han puesto en común la preocupación que les generan los incidentes y su evolución en los próximos días, han informado a Efe fuentes conocedoras del encuentro.

Especial hincapié han hecho los asistentes a la reunión en el dispositivo policial preparado para este viernes, con motivo de la huelga general y la manifestación convocada en Barcelona, donde confluirán las llamadas "Marchas por la Libertad" que han recorrido Cataluña en los últimos días para expresar su repulsa por la condena a los líderes independentistas.

La reunión extraordinaria la ha convocado Torra tras tres días consecutivos de disturbios al término de las manifestaciones independentistas, cuya gestión comunicativa le ha valido al presidente catalán las críticas del Gobierno y de la alcaldesa, así como roces con sus socios de gobierno de ERC.