La investidura requiere, al menos, la abstención de ERC

La investidura requiere, al menos, la abstención de ERC

El pacto entre el PSOE y Unidas Podemos para un gobierno de coalición que han firmado este martes el presidente Pedro Sánchez y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, parte con 155 votos en el Congreso y para superar la sesión de investidura necesitaría sumar a otras fuerzas. Parece factible el apoyo de Más País (2) y los diputados de Compromís, Partido Regionalista Cántabro, Teruel Existe y Nueva Canarias, así como los 7 de PNV. En el mejor de los casos, 168 diputados.

Según establece la Constitución, para ser investido presidente se necesita mayoría absoluta en una primera votación, es decir, 176 síes, o bien mayoría simple (más votos a favor que en contra) en una segunda.

En primera vuelta, esa mayoría absoluta exigiría a PSOE y Unidas Podemos sumar a sus 155 diputados un total de 21 votos, lo cual parece muy improbable ya que se trataría de añadir a formaciones que se han declarado antagónicas entre sí.

Es el caso de Ciudadanos, que con sus 10 diputados, se mantiene por ahora en la incógnita, tras la dimisión de su líder Albert Rivera, aunque este partido había anunciado que no respaldaría un acuerdo con Podemos y, por su parte, los 'morados' se declaran incompatibles con los 'naranjas'.

En segunda votación

A partir de ahí, lo más factible es pensar en la segunda votación, que Sánchez contara con más votos a favor que en contra.

A priori, en el 'No' ya están situados los 52 diputados de Vox y los 88 del PP, así como dos diputados de UPN (Navarra Suma), a los que podría sumarse la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas.

En el voto en contra, también se ubica a Junts per Catalunya 8 diputados, al menos así ha sido hasta ahora, así como a la CUP, con 2 escaños, cuyo lema de campaña es hacer a España "ingobernable". Todos ellos representan 153 votos.

Ciudadanos con sus 10 diputados, parece probable que su posición se debatiera entre el ‘no’ y la abstención. Lo que, en el peor de los casos elevaría el listón de los votos negativos hasta los 163.

En este escenario, la llave la tiene los demás independentistas. En otras palabras sería necesaria, al menos, la abstención de los independentistas de ERC (13) y del BNG (1).

Sánchez e Iglesias deberán, por tanto, tejer apoyos para ir sumando en un Congreso fragmentado con casi una veintena de partidos. Baste decir que el Grupo Mixto reunirá, previsiblemente a 21 diputados de 12 formaciones distintas.