La gota fría deja importantes destrozos a su paso por España

La gota fría deja importantes destrozos a su paso por España

La gota fría se aleja de la península mediterránea adentro, pero es amplio el reguero de destrozos que deja a su paso en España. El granizo y las tormentas han provocado grandes inundaciones en Baleares, Castellón y Murcia.

Sin luz en 1400 hogares, con carreteras cortadas y un sinfín de árboles caídos sobre las fachadas. Varios municipios de Mallorca tras el paso de la Dana han sufrido grandes daños. El récord de lluvias se lo llevó Santanyí, con casi 100 litros por metro cuadrado en una hora, 52 incidencias, e inundaciones en localidades como Cala D'Or, donde una mujer tuvo que escapar de su coche a nado.

Los estragos también fueron notables en Ibiza, donde coches, peatones y contenedores transitaban por turnos en calles anegadas. Incluso la sede de los juzgados, aún sin inaugurar, quedó encharcada tras la tormenta.

Como lanchas en un canal, los camiones de bomberos no daban abasto ayer en al menos 13 localidades de Castellón por incidencias. Como sucedió en el municipio de Onda, donde tuvieron que realizar varios rescates a vehículos que habían quedado atrapados en las inundaciones.

Y aunque la mayor parte de la lluvia cayó en poco más de media hora, las precipitaciones acumuladas pusieron en riesgo la vida de varias personas. En un rescate en La Vega Baja, en L'Alcora, un conductor había quedado atrapado en el interior su coche durante horas a causa del temporal, que hoy remite dando paso a cielos más despejados, y a la reconstrucción de los destrozos.