El centro para refugiados de Cercedilla tendrá 120 plazas y 13 trabajadores

El centro para refugiados de Cercedilla tendrá 120 plazas y 13 trabajadores

El centro para refugiados en Cercedilla cedido por el Ayuntamiento de Madrid y que gestionará Cruz Roja contará finalmente con un total de 120 plazas y con trece trabajadores, y además 25 voluntarios colaborarán en la primera acogida a estas familias con menores.

El Gobierno de José Luis Martínez-Almeida (PP) finalizó el pasado martes el proceso para ceder estas instalaciones y el centro se pondrá en marcha en cuestión de "horas o de días", según explica a Efe desde Cruz Roja David de Miguel. "Vamos a arrancar lo más rápidamente posible", señala.

Este centro usualmente se utiliza como campamento de verano para escolares de la capital, por lo que cuenta ya con 130 camas, aunque el cómputo final de plazas será de 120, que son en las que a juicio de Cruz Roja "sí se puede dar cobertura" con la instalación que hay.

Gestionando el centro estarán 13 trabajadores y 25 voluntarios que darán acompañamiento a los ocupantes, "seguramente familias con niños", y trabajarán en temas educativos y de ocio con los menores. "Nuestro cometido es ser auxiliar de poderes públicos, vamos a hacer un acompañamiento a las personas en la solicitud de asilo en sus necesidades básicas", explica.

El servicio de acogida comienza con una frase previa de evaluación de diagnóstico, a partir de la cual se puede empezar a tramitar con el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. De Miguel indica que las personas solicitantes de asilo llegan a España "con una historia detrás" y en muchas ocasiones "huyendo" de países por motivos políticos o por guerrillas, y que en su asistencia se trabajan aspectos psicosociales para su futura integración.

"Normalmente el servicio de primera acogida dura entre 15 días y dos meses, y finalmente se les ofrece plaza de acogida temporal, donde ya estén 6 meses, aprenden castellano para conseguir empleo y que puedan pasar a una fase autonomía que dura un año. Y a partir de ahí se finaliza el proceso de acogida", recuerda.