Sigue la lucha contra las llamas en el incendio de La Granja

Sigue la lucha contra las llamas en el incendio de La Granja

Sigue la lucha contra las llamas en el incendio de La Granja, en Segovia. Medios aéreos se han sumado a los terrestres, para intentar controlar el fuego que ha llegado a quemar unas 300 hectáreas del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Las labores de extinción no están siendo fáciles por culpa de las altas temperaturas y a las rachas de viento.

El fuego ha afectado ya a la Comunidad de Madrid, que está cooperando con la Junta de Castilla y León para poder extinguirlo. Continúan activos dos focos, aunque la situación ha mejorado considerablemente. Si las condiciones del viento son favorables, los efectivos esperan poder darlo por extinguido en la jornada de hoy.

Continúan las labores de investigación para esclarecer las causas del siniestro. Hemos estado en el punto exacto donde se originaron las llamas. Sobre el terreno comprobamos la magnitud de este desastre ecológico y las labores de extinción que se desarrollan desde la jornada del domingo.

El humo cubre por completo el cielo de la Granja de San Ildefonso. El avance hacia Madrid está contenido pero el incendio aun continua. La zona es abrupta y de dificil acceso. El constante cambio de viento dificulta las labores de extinción. Los medios aereos recargan agua en el embalse del Pontón y se dirigen a sofocar el incendio. Después la UME acaba con los restos que aun continúan ardiendo. Ahora técnicos de medioambiente investigan sobre el terreno y tratan de averiguar las causas del fuego.

Noche en vela para cientos de vecinos

Los vecinos de la zona han pasado la noche en vela. Aunque el fuego no ha alcanzado núcleos urbanos los vecinos no las tenían todas consigo. Temían que un cambio imprevisto en la dirección del viento pudiera acercar las llamas a sus domicilios. Los vecinos de una urbanización de Rascafría no podían dormir con el fuego muy cerca de sus casas. Una densa niebla cubría la zona mientras a ambos lados de la montaña se trabajaba sin descanso. Desde la parte segoviana para que no se extendiera un fuego que ya había quemado 300 hectáreas. Y desde la parte madrileña para contenerlo como fuera. A pesar de los esfuerzos titánicos el fuego revivía por la mañana, cuando se han incorporado de nuevo los medios aéreos para seguir la lucha contra las llamas.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Segovia