Sánchez mantiene la reunión con Torra, pero aplaza la mesa de diálogo

Sánchez mantiene la reunión con Torra, pero aplaza la mesa de diálogo

La mesa de diálogo fue uno de los puntos clave en la negociación con ERC para lograr la investidura de Pedro Sánchez. Y el día después de anunciar que convocará elecciones, Quim Torra la deja en el aire.

Dice el presidente de la Generalitat catalana que necesitaría saber en qué condiciones negociarán "el ejercicio del derecho a la autodeterminación y la amnistía", que es el encargo que dice que tienen.

Al Gobierno no le han gustado nada esas palabras. Asegura Carmen Calvo que ese encuentro, "de producirse", se hará para hablar de los problemas de Cataluña en el marco de la "seguridad jurídica" del Estado español.

Carmen Calvo

Minutos después de que se pronunciara así la vicepresidenta primera, el Gobierno, en un comunicado, posponía la mesa de diálogo hasta después de los comicios catalanes, hasta que haya nuevo Parlament y nuevo Govern.

Desde Esquerra, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha asegurado que su formación es la garantía de que la vía del diálogo no se cerrará.

El Gobierno sí mantiene la reunión de Pedro Sánchez con Quim Torra, prevista para el próximo 6 de febrero. Pero anuncia que no será la única que mantenga el presidente en Barcelona. Prolonga su estancia hasta el día 7, con la intención de reunirse también con la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, con la presidenta de la Diputación de Barcelona, Nuria Marín.

Y además, con la entidad Barcelona Global, que engloba empresas, centros de investigación, emprendedores, escuelas de negocio, universidades e instituciones culturales además de más de 700 profesionales.