Sánchez y Torra se reunirán el 6 de febrero en Barcelona

Reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra
Reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, mantendrán el próximo 6 de febrero en Barcelona la reunión que tenían pendiente y que marcará el inicio de la ronda de encuentros del jefe del Ejecutivo con el resto de los presidentes autonómicos.

Así lo anunció la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, celebrada al día siguiente de que el Parlamento de Cataluña le haya retirado el escaño a Torra tras ser inhabilitado por la Junta Electoral Central.

Montero dice que Sánchez mantiene su "hoja de ruta" respecto al diálogo en Cataluña

Montero señaló que Sánchez, en la reunión de su Gabinete, volvió a insistir en que ésta debe ser la legislatura del diálogo, y fruto de esa objetivo se ha cerrado la reunión entre ambos presidentes, que será previa a la convocatoria de la mesa de diálogo acordada con ERC.

El Ejecutivo, dijo Montero, “está convencido de que el diálogo es la clave para resolver un conflicto que lleva ya demasiado tiempo enquistado”.

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cayetana Álvarez de Toledo, calificó este martes de “asombroso que el Gobierno mantenga sus planes de reunirse con Torra” cuando ya es sólo “un delincuente de a pie”, al no ser ya diputado del Parlamento catalán y por ello, según su interpretación, tampoco máximo responsable de la Generalitat.

Asimismo, Álvarez de Toledo calificó de “degradante” que los presos independentistas declararan este lunes en una comisión sobre la aplicación del artículo 155 constituida en el Parlamento catalán, con el presidente de ERC, Oriol Junqueras “desafiante” y diciendo que volvería a la unilateralidad para conseguir la independencia.

Para ella, esta “afrenta” es un nuevo episodio de la etapa de “disolución del sentido común” en que se vive, y, si Sánchez porfía en reunirse con "un delincuente de a pie" como Torra, “va a tener que explicarlo política y judicialmente”.