Madrid tramita una nueva norma para simplificar la concesión de licencias

Madrid tramita una nueva norma para simplificar la concesión de licencias

El Ayuntamiento de Madrid comienza a tramitar una nueva ordenanza que unirá en un único texto los permisos para acometer obras y los trámites necesarios para abrir un negocio, una fórmula con la que el Gobierno de PP y Cs en la capital quiere reducir los tiempos en los que otorga las licencias.

La Junta de Gobierno del equipo de José Luis Martínez-Almeida abre el preceptivo periodo de consulta pública, de 30 días, con el que se informa a la ciudadanía de la intención de aprobar una nueva ordenanza, que fundirá las de tramitación de licencias urbanísticas y la de apertura de actividades económicas y que el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes (Cs), espera aprobar en octubre. El delegado ha anunciado este jueves la tramitación de la nueva ordenanza en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno, en la que ha estado acompañado por la vicealcaldesa Begoña Villacís y por la portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz (PP).

"Sólo habrá un documento en el que todas las personas que quieran iniciar una construcción o un negocio se podrán basar", ha explicado el delegado, que cree que la nueva normativa, dependiente del visto bueno del Pleno municipal, será una "revolución" a la hora de relacionarse con la administración.

El nuevo texto eliminará algunos procedimientos para agilizar la concesión de los permisos, como las comunicaciones previas a los distritos "un pequeño galimatías" que dará paso a que para tramitar cualquier negocio únicamente hará falta licencia y declaración responsable.

También se potenciará la colaboración público privada para que el control de las pequeñas obras de particulares dependa de las entidades colaboradoras, reduciendo los tiempos como ya ocurre con las empresas, ya que el Consistorio no tiene recursos suficientes para inspeccionar. La ciudadanía no puede esperar tres meses para acometer una obra en un baño, ha ejemplificado el edil. "Las cosas tienen que hacerse de forma inmediata y con seguridad en la viviendas", ha explicado Fuentes.

Además, para dar licencia el Consistorio exigirá "las autorizaciones oportunas de los organismos oportunos", como el caso de las casas de apuestas.

Esta nueva ordenanza incluirá la regulación de nuevas figuras como las barras de degustación, las viviendas de uso turístico o las actividades efímeras en locales cerrados. En concreto, el Consistorio madrileño buscará fórmulas para impedir que se abran restaurantes o bares en zonas con limitación por el ruido amparándose en las reglas de las barras de degustación, o en el caso de los pisos turísticos, sacando de la ilegalidad a la según Cs se llevó en el anterior mandato a estas viviendas y asegurando la convivencia vecinal. "La normativa tiene que ser clara, concisa y con seguridad jurídica para todos", ha defendido.

Fuentes que quiere acabar con el "baile de papeles" que hasta ahora se daba por hecho y regular las nuevas actividades en lugar de acometer "prohibiciones arbitrarias".

La vicealcaldesa de Madrid Begoña Villacís, ha hecho balance de las licencias concedidas durante su primer semestre de Gobierno, desde junio hasta diciembre, que se han incrementado en un 23% en el caso de las de funcionamiento y en un 28% en el caso de las de primera de ocupación.

Subida del 2% del salario para los trabajadores municipales

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este jueves en Junta de Gobierno la subida salarial de un 2 %, con efecto a 1 de enero de 2020, para alrededor de 40.000 empleados públicos, lo que supondrá una media de gasto total anual de 47,6 millones de euros para el Consistorio. El acuerdo se ha suscrito por unanimidad de los miembros de la Mesa General de Negociación de Empleados Públicos y que se cumple así con los compromisos asumidos por el Gobierno central en marzo de 2018.

El aumento del 2% aprobado este jueves -y que se regularizará en la nómina de febrero- podría verse incrementado de manera progresiva en función del crecimiento de la economía española igual o superior al 2,1 % en 2019, ha agregado Sanz.

Esta decisión se produce después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) anulara el acuerdo aprobado por el anterior Gobierno municipal que permitió una subida salarial de un 1 por ciento al personal laboral del Consistorio. El Ayuntamiento de Madrid estudia si recurrir o no, la anulación de la subida aprobada por la exalcaldesa Manuela Carmena y anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, puesto que no hacerlo implicaría reclamar las cantidades cobradas por 4.000 empleados.

Es la demostración de que “hay que hacer las cosas bien” y no “pintar cosas en papel, porque el papel lo aguanta todo, que luego no resisten a los jueces”, ha señalado la vicealcaldesa Begoña Villacís refiriéndose al acuerdo tomado por el equipo de Carmena.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida ha señalado que desde el equipo de Gobierno municipal ya se han puesto en contacto con los sindicatos tras la sentencia porque no se puede "hacer caer" la responsabilidad en los trabajadores.