Sánchez avisa de que “no habrá ningún espacio para la impunidad” ante la violencia

Sánchez avisa de que “no habrá ningún espacio para la impunidad” ante la violencia

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, avisó este viernes de que “no habrá ningún espacio para la impunidad” ante los “graves hechos violentos” que se han sucedido los últimos días en las calles de Cataluña.

“En España nadie es sancionado por sus ideas”, subrayó el jefe del Ejecutivo en funciones en la rueda de prensa que ofreció desde Bruselas, en la que habló de “coordinación modélica” entre los cuerpos de seguridad en las últimas jornadas con disturbios en las calles.

Sánchez incidió en que hay “una regla muy clara” y es que “quienes cometen irresponsabilidades responden por ellas más pronto que tarde”. Así, dijo que nadie ha de tener “ninguna duda” de que “no habrá ningún espacio para la impunidad ante hechos vandálicos que hemos visto en algunas ciudades”.

Defendió, asimismo, que la ponderación en las posibles medidas a aplicar “contribuye a calmar los ánimos y a reconducir las situaciones”. “Un Estado de Derecho no puede ceder a la exaltación”, enfatizó Sánchez.

Pedro Sánchez, ha cargado contra el presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, por "banalizar" y "frivolizar" con la violencia. Pedro Sánchez se ha referido expresamente a las afirmaciones que realizó ayer Torra--del que ha dicho que "cada vez es más radical"-- ante el Parlamento de Cataluña, cuando apostó por "poner las urnas" y planteó por llegar a la autodeterminación en esta Legislatura. En este sentido, el jefe del Ejecutivo en funciones ha recordado al presidente catalán lo que dice la sentencia del Tribunal Supremo sobre la autodeterminación y "los límites a lo que plantea" Torra. Y le ha advertido de que no puede repetir el camino que "ha llenado de frustración, fracaso y fractura a la sociedad catalana".

Pedro Sánchez se ha mostrado dispuesto a abrir una nueva etapa, pero ha exigido al presidente de la Generalitat que reconozca a la otra parte de la sociedad catalana, que "no es un solo pueblo sino muchos pueblos", donde los independentistas no son mayoría. En este sentido, el presidente en funciones ha reconocido que los soberanistas pueden tener una mayoría parlamentaria, pero ha dejado claro que "no la tienen social".

Pedro Sánchez ha rechazado la aplicación por el momento de medidas extraordinarias. En su opinión, "lo importante es que haya una legitimidad social, que la ciudadanía entienda cuándo se aplican esas medidas extraordinarias". Pero ahora, considera que es el momento de la moderación y la ponderación de las medidas para contribuir a calmar los ánimos.

Sánchez ha hecho una defensa del derecho a la huelga que hoy se ha convocado en Cataluña para protestar por la sentencia del Tribunal Supremo contra el procés. Ese derecho de manifestación, ha dicho, es la "prueba viva de la fortaleza de la democracia" y "debe ser protegido por todos los poderes públicos y así lo hace el Gobierno de España". Pero ha recalcado que debe ser ejercido "de modo absolutamente pacífico, sin afectar a los demás ciudadanos" que no deseen participar de él.