Multa a los dueños del palacio del Canto del Pico de Torrelodones por su abandono

Multa a los dueños del palacio del Canto del Pico de Torrelodones por su abandono

Cuatro amonestaciones y un expediente después, la Comunidad de Madrid ha decidido multar a los dueños del palacio del Canto del Pico, en Torrelodones. El motivo: no acometer las obras necesarias para reparar el estado de ruina en el que se encuentra el edificio. Monumento desde 1930, sede del ejército republicano y finca de recreo de Franco, su grado de deterioro ha alertado a las instituciones por posibles derrumbes.

Un edificio histórico, construido en 1920, en el que murió Antonio Maura, actualmente presenta todo tipo de destrozos y pintadas, bajo las quejas de los vecinos que denuncian el estado de degradación en que se encuentra. Sus dueños, incluso, llegaron a intentar venderlo en Reino Unido por 20 millones de libras, pero actualmente se cae a cachos.

Una casa museo saqueada y expoliada: vandalismo, graffitis y botellones obligaron a tapiar puertas y ventanas. Tras varios requerimientos, el último el pasado junio después de un incendio, la Dirección General de Patrimonio de la CAM ha impuesto a sus propietarios la máxima multa en estos casos: 1.000 euros cada mes.

Multa coercitiva y obligación de rehabilitar el Canto del Pico, que de no hacerse podría dar paso a que se expropiase.

Telemadrid se ha puesto en contacto con José A. Oyamburu, uno de los dueños que asegura que el palacete "se está arreglando", aunque ni Comunidad de Madrid ni vecinos vean avance alguno:

Entretanto, sus dueños disfrutan de privilegios: casa y finca están exentas de pagar la contribución urbana por ser considerado un museo