La Mancomunidad del Este mandará sus residuos a Toledo desde el 27 de diciembre

La Mancomunidad del Este mandará sus residuos a Toledo desde el 27 de diciembre

El alcalde de Alcalá de Henares y presidente de la Mancomunidad del Este, Javier Rodríguez Palacios, hanm anunciado este martes que llevarán los residuos de los 750.000 habitantes de una treintena municipios mancomunados a la planta de Toledo, a 100 kilómetros, si no les permiten tratarlos en el cercano vertedero madrileño de Valdemingómez a partir del 27 de diciembre, fecha en la que se llena por completo el vertedero de Alcalá.

Rodríguez Palacios ha explicado que el viernes la Consejería de Medio Ambiente envió una carta a la Mancomunidad apuntando que Madrid no contestaba a sus requerimientos sobre el convenio que venían trabajando con el Ayuntamiento de Madrid. "Ante el límite del 27 de diciembre, en el que se llena el vertedero, desde el viernes hemos trabajado en escenarios de emergencia sanitaria o ambiental, ya que la basura de 31 municipios estaría en la calle en plenas Navidades, algo que hay que evitar a toda la costa", ha indicado.

Por ello, ante la falta de contestación del Consistorio matritense, abrieron un diálogo con la Consejería de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, que les abren la posibilidad de que la planta de tratamiento de residuos de Toledo les recoja "por solidaridad" la basura durante tres meses, ya que no tienen capacidad para hacerlo más tiempo.

"Es una solución política pero desastrosa ambientalmente. No sé como vamos a explicar que recorran 100 kilómetros las basuras cuando tenemos una planta que tiene disponibilidad y capacidad, y que está a 10 kilómetros, como Valdemingómez. Hago un llamamiento a la cordura", ha indicado el regidor de Alcalá para que tanto el Ayuntamiento de Madrid como la Comunidad impulsen la solución de Valdemingómez.

El presidente de la Mancomunidad de Residuos del Este ha advertido también que están preparados para ir a los tribunales si la situación de emergencia sanitaria le obliga a dar explicaciones a la Fiscalía de Medio Ambiente, ya que ha asegurado que tienen "la conciencia muy tranquila del trabajo realizado".

"No es partidista, es una unión de municipios para lograr un fin y la elección del presidente se hace por votación"

Rodríguez Palacios ha recordado que la mancomunidad es una unión de una treintena de municipios de varios tamaños y gobernados por distintos colores políticos y tamaños. "No es partidista, es una unión de municipios para lograr un fin y la elección del presidente se hace por votación. En los últimos 10 años se ha gestionado en un vertedero al aire libre situado en Alcalá". Sin embargo, la manera de gestionar los resididos como el de Alcalá tiene que terminar porque así lo dicta la legislación europea y la sostenibilidad, "ya no se puede enterrar la basura".

Desde hace años se gestiona la construcción de una planta de tratamiento en Loeches, "la más moderna de España, con mejores medios en reciclaje, pero que se terminará de construir dentro de un año".

"Durante este tiempo todo el mundo ha sido consciente de que se podía dar este problema, ya que hubo retrasos en las expropiaciones y se modificó la planta para hacerla más acorde a la nueva normativa, con la introducción de hacer compost y residuos vegetales, que ha retrasado el proyecto, pero lo hacía más moderno", ha detallado el presidente de la Mancomunidad del Este. De hecho, este organismo propuso hace dos años a la Comunidad abrir el vertedero de Rendija, situado entre Torrejón y Mejorada, pero la Consejería lo rechazo. Luego propusieron mandar la basura a vertederos privados, pero tampoco se autorizó.

"Lo más lógico es ir a Valdemingómez"

Por ello, según ha continuado exponiendo a los medios el primer edil complutense, en octubre de 2018 llamaron a las mancomunidades de Norte, Sur y Valdemingómez para proponerles enviar allí la basura de los municipios del Corredor del Henares temporalmente. "No hay mucho donde elegir, en la Comunidad de Madrid solo hay tres instalaciones. Las respuestas fue negativa y en julio, con las nuevas composiciones de gobiernos en todos los ayuntamientos y en la Comunidad, volvimos a mandar esas cartas a los tres agentes.

En julio se inició un diálogo con Madrid basado en el criterio objetivo de disponibilidad y proximidad más lógico, porque está cerca de los municipios y tiene capacidad de 200.000 toneladas en un año. Participó también la Comunidad. Ha habido altibajos y posicionamiento políticos al respecto, pero queremos que se abandonen las cuestiones partidistas y se de la solución más lógica, que es ir a Valdemingómez, que la propia Comunidad por escrito ha manifestado", ha explicado.

En este punto, Rodríguez Palacios ha hecho un llamamiento "a la cordura, a eliminar el partidismo de esto y que se siga con la lógica en otras comunidades". Y es que, según ha subrayado, ante situaciones parecidas tanto el Gobierno regional de Valencia como el del País Vasco han tomado cartas en el asunto para "sosegar, indicar y facilitar la vida a los vecinos afectados". "Y eso es lo que echamos en falta en Madrid. Llevamos diez años con los municipios abandonados a la suerte. No creo que haya mala fe, pero sí hay falta total de herramientas e impulso político para que la Comunidad tome cartas en asunto porque termina enfrentando a unos alcaldes con otros. Hago un llamamiento a que se recoja la basura, que no queden 31 municipios manchados en Madrid en plenas Navidades", ha clamado.

El alcalde de Alcalá ha agradecido "profundamente la solidaridad y el trabajo realizado" estos días por el consejero de Medio Ambiente de Castilla-La Mancha, pero entiende que "pero no es una solución explicable y viable llevar la basura tan lejos cuando tenemos a 10 kilómetros Valdemingómez".

Madrid aún no ha tomado una decisión

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida ha señalado que el Ayuntamiento de Madrid -con posturas enfrentadas entre PP y Cs- no ha tomado aún una decisión.

Almeida ha pedido que "técnicamente" se les "justifique que no hay otra alternativa de Valdemingómez al margen de una alternativa temporal de 3 meses que parece ser que se ha tomado en Toledo" para poder tomar dicha decisión, siempre que se cumplan las condiciones fijadas por la capital.

Sobre sus diferencias con la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Cs), que rechaza la asunción de esta basura, ha señalado que "no es una cuestión" de si la convence o no, sino de "evitar un problema sanitario" a consecuencia de que no se puedan tratar las 700 toneladas diarias de basura que generan las 31 localidades agrupadas en la Mancomunidad del Este.

Martínez-Almeida ha defendido que Madrid "estará a la altura de las circunstancias y asumirá las responsabilidades que le corresponden" si "se produce un problema serio desde el punto de vista sanitario" porque no se puede entender sin su área metropolitana.

La Comunidad espera una pronta solución

La Comunidad de Madrid ha mostrado su respeto hacia los contactos que mantiene la Mancomunidad del Este con Castilla La-Mancha para los residuos del vertedero de Alcalá y espera pronta solución para resolver el problema.

Así lo ha indicado el vicepresidente autonómico Ignacio Aguado que ha recordado que el Gobierno regional ejerce como "entidad supervisora de gestión de residuos". "Es la Mancomunidad del Este la que tiene que buscar un acuerdo o un convenio de colaboración bien con el Ayuntamiento de Madrid o con otras instituciones", ha dicho.

Aguado, que se ha enterado por la prensa de las negociaciones, ha sostenido que "sea cual sea la solución que propongan siempre que cumplan los requisitos de salubridad tendrán el visto bueno de la Comunidad".

Reclama un gran acuerdo sobre la gestión de residuos

Rodríguez Palacios "no quiere hacer sangre" de la gestión realizada por la nueva Consejería de Medio Ambiente en los últimos cuatro meses, pero afirma que es "heredera de políticas de dejación de funciones durante los últimos 10 años". "En Valencia se ha creado una comisión de coordinación de mancomunidades para eso, pero en Madrid no tenemos nada. El Partido Socialista de Madrid lleva más de 10 años pidiendo un consorcio similar, porque no puede haber una relación bilateral entre ayuntamientos que solucionen estos conflictos. La Comunidad no quiere afrontar la gestión de los residuos, ha habido muchas veces descalificaciones, que nos ha generado una falta de respeto y malestar hablando de que no hemos trabajado", ha lamentado.

Además, el presidente de la Mancomunidad del Este ha advertido a la Comunidad que la misma situación pasará dentro de unos meses con las otras dos mancomunidades, que están casi a punto de colmatarse y todavía no han licitados las plantas de tratamiento alternativas, que llevan dos años de procesos burocráticos y otros dos años de construcción. "Este problema va a producirse en el Sur y el Norte. O existe un gran acuerdo entre partidos defendiendo el interés general o la Comunidad va al desastre", ha concluido.