La Junta de Andalucía arruina la vida de un niño por el impuesto de sucesiones

La Junta de Andalucía arruina la vida de un niño por el impuesto de sucesiones

Su padre falleció cuando él tenía dos años y ocho años después se ha convertido en el endeudado más joven de España. Les contamos la historia de Antonio, un niño de 10 años que recibió una herencia valorada en casi 300.000 euros, pero topó con el impuesto de sucesiones de Andalucía.

No pudo hacer frente a él y la Junta de Andalucía le reclama más de 50.000 euros. Y ni siquiera ha podido recibir la herencia, porque se ha de pagar primero para recibirla. El niño tiene hipotecado su presente y su futuro, aunque, a su edad, apenas es consciente del gran problema que le han creado, a él y a su familia.

Un crédito para pagar lo que no se recibe

Su madre tuvo que pedir un crédito para pagar a Hacienda lo que a ella le reclamaba, también sin recibir la herencia, y ahora aún lo está pagando.

Hacienda reclamaba 31.000 euros al pequeño y otros 20.000 a la madre por el impuesto de sucesiones. Cuando murió su marido la familia se quedó sin nada, porque para acceder a la herencia que el padre les dejó tenían que pagar antes a la Junta de Andalucía más de 50.000 euros que ni tenían ni tienen.

Con la caída del PSOE y el cambio de gobierno en Andalucía, a partir de 2019, este impuesto ha quedado prácticamente suprimido para los familiares directos, los que heredan de su padre y de su madre. Pero la medida puede que no afecte a este niño porque, por el momento, no tiene efectos retroactivos.