El Gobierno neozelandés endurecerá las leyes sobre control de armas tras el atentado

El Gobierno neozelandés endurecerá las leyes sobre control de armas tras el atentado

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, ha anunciado este lunes que el Gobierno ha llegado a un acuerdo para endurecer las leyes sobre el control de armas tras la masacre registrada este viernes contra dos mezquitas de la localidad de Christchurch, donde 50 personas han muerto y decenas han resultado heridas.

"Para hacer nuestra comunidad más segura tenemos que actuar ahora", ha indicado Ardern en una rueda de prensa en la que ha informado de que el Gabinete ha mostrado una postura sólida al respecto. "No se trata de algo simple por lo que nos tomaremos el tiempo necesario para hacerlo bien", ha manifestado. El periódico australiano Sydney Morning Herald ha señalado que la primera ministra neozelandesa ha confirmado que se abrirá una investigación sobre la masacre a pesar de que aún queda por decidir si será una comisión real, una investigación pública o una ministerial.

"No se trata de algo simple por lo que nos tomaremos el tiempo necesario para hacerlo bien"

Asimismo, la primera ministra ha instado a la población a hacer un uso responsable de las redes sociales y no utilizar un lenguaje que incite al odio o la violencia. "Creo que hay muchas cosas que podemos hacer y que debemos hacer", ha afirmado.

El jefe de la Policía de Nueva Zelanda, Mike Bush, confirmó que el atentado contra dos mezquitas en Christchurch que causó 50 muertos fue perpetrado por una sola persona, el australiano Brendon Tarrant. "Creemos que solo hay un atacante responsable por este horrendo evento", dijo Bush en una rueda de prensa en Wellington.

"Creemos que solo hay un atacante responsable por este horrendo evento"

Lo que sí se sabe es que el autor del atentado en Nueva Zelanda, el australiano Brenton Tarrant, compró a través de Internet cuatro de las armas que utilizó en el ataque en el que mató a 50 personas, confirmó hoy el propietario del negocio al que se las adquirió.

Aquí en España, el Movimiento contra la Intolerancia pidió este lunes tanto al Gobierno español como a la Fiscalía de Delitos de Odio que investiguen el paso por España del terrorista Brenton Tarrant y sus vínculos con grupos españoles de extrema derecha.

El terrorista, al parecer, estuvo en Jerez de la Frontera el pasado mes de febrero, cuando, según esta organización, "presumiblemente podría haber contactado con personas que pudieran compartir su ideario racialista criminal".