La Fundación de Víctimas del Terrorismo celebra la detención de 'Josu Ternera'

La Fundación de Víctimas del Terrorismo celebra la detención de 'Josu Ternera'

La detención de José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, alias 'Josu Ternera', de 69 años de edad, ha dejado a ETA sin el último gran jefe simbólico que mantenía después de su derrota policial y el anuncio, el 20 de octubre de 2011, del final de los atentados. Su vida transcurrió entre los cargos de representación pública y la clandestinidad, pero siempre al servicio de la organización terrorista en la que ejerció prácticamente todas las funciones.

La detención se ha producido a primera hora de la mañana de este jueves en la localidad de Sallanches, en los Alpes franceses, en una operación bautizada como 'Infancia robada' en la que han participado la Guardia Civil y el Servicio de Inteligencia interior galo, según ha confirmado el Ministerio del Interior. La policía llevaba tiempo siguiéndolo tras localizar su residencia en Saint Gervais les Bains.

El nombre de la operación "Infancia robada" es un homenaje a los niños asesinados en el atentado contra la casa cuartel de Zaragoza y de otros que fallecieron en acciones de ETA como las de Vic (Barcelona), Santa Pola (Alicante, Dirección General de la Guardia Civil en Madrid y el asesinato de Fabio Moreno en Bilbao.

Sánchez recuerda a las víctimas de ETA y a Rubalcaba tras la detención de Ternera

Sobre 'Josu Ternera' pesa una Orden Internacional de Detención dictada por Interpol y tiene causas pendientes tanto en Francia como en España. En una comparecencia en el Congreso, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha agradecido la actuación de la Guardia Civil y ha apuntado a que entre las posibilidades que se abren ahora está la entrega temporal para que sea juzgado en la Audiencia Nacional, pese a que tiene pendiente una condena en Francia.

Este histórico terrorista se encontraba oficialmente huido de la justicia española desde el 14 de noviembre de 2002, cuando no compareció a la citación como imputado que le dirigió el Tribunal Supremo para declarar sobre su presunta inducción del atentado de la casa cuartel de Zaragoza, en diciembre de 1987. En este atentado murieron 11 personas, entre ellas cinco niños.

Ternera fue detenido por primera vez en Bayona (Francia) el 11 de enero de 1989 y cumplió condena en el país vecino hasta el 4 de mayo de 1996, día en que fue entregado a España. En las cárceles españolas permaneció en prisión preventiva hasta el 14 de enero de 2000, cuando el Tribunal Supremo lo excarceló al considerar que su condena en Francia por asociación de malhechores incluía las acusaciones que se le formulaban en España por pertenencia a banda armada, dentro del denominado 'caso Sokoa'.

De jefe de ETA a diputado de EH y miembro de la Comisión de Derechos Humanos

Nacido en 1950 en Ugao-Miraballes (Vizcaya), ingresó en ETA con tan solo 20 años y, en 1984, pasó a formar parte de su cúpula directiva, una promoción que se llevó a cabo tras la detención del etarra Eugenio Etxebeste, alias 'Antxon', según los datos recogidos por Europa Press.

'Josu Ternera' fue pistolero, jefe de ETA, diputado de EH en el Parlamento vasco --donde llegó a integrar la Comisión de Derechos Humanos-- y su último papel de relevancia interna tuvo lugar durante la primera etapa del proceso de negociación con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Posteriormente fue relegado por el ya fallecido Francisco Javier López Peña, alias 'Thierry'. Luego vino el atentado de la T4 del aeropuerto de Adolfo Suárez-Madrid Barajas que fue determinante para el fracaso del proceso.

Hace ahora un año, el 3 de mayo de 2018, Urruticoetxea prestó su último servicio a la banda terrorista al participar junto a Soledad Iparragirre, 'Anboto', en el comunicado con el que ETA anunciaba su desaparición y entrega de armas. En aquella ocasión la banda lo que hizo fue insertar sendos audios de ambos veteranos terroristas en el vídeo.

La búsqueda de Josu Ternera se remonta a su paso a la clandestinidad en noviembre de 2002, cuando era parlamentario por Euskal Herritarrok, tras haber sido citado a declarar por el Tribunal Supremo por ordenar el atentado contra la Casa Cuartel de Zaragoza en el que fueron asesinados 11 personas, 6 de ellas menores de edad.

Su último rastro se diluye en julio de 2013. Ese año fue visto en un piso alquilado en Durban-sur-Arize, en el sur de Francia y muy cerca de Andorra y de la frontera española.

Antes de que consiguiera eludir su detención en julio de 2013, los servicios de información situaron a este etarra de la vieja guardia en Oslo (Noruega), donde permaneció cobijado junto a los dirigentes David Pla e Iratxe Sorzábal --los jefes de la banda detenidos en Francia en 2015-- tratando de impulsar un proceso de paz. De aquí fueron expulsados en febrero de 2013, después de que no terminaran de concretar la entrega de armas y disolución de ETA.

Todavía antes, estuvo otras tantas veces a punto de ser detenido, pero siempre logró eludir a las fuerzas de seguridad. Fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por Europa Press explicaron en 2013 que 'Josu Ternera' se percató del dispositivo establecido para su arresto por la Policía Judicial francesa cuando se reunía con su pareja y un hijo de apenas unos meses. Aquella no era la primera vez que escapaba el único etarra de la vieja guardia que quedaba en la clandestinidad.

Los Servicios de Información lo situaban en los últimos años en un papel de ascendencia sobre la banda, aunque no desempeñaba labores concretas.

La última aparición pública de 'Josu Ternera' fue el 30 de octubre de 2002, en Ginebra, donde participó junto a Arnaldo Otegi en una reunión con periodistas de la Asociación de Corresponsales Acreditados ante la ONU en la sede de las Naciones Unidas en la capital suiza.

"Al fin", aseguran en la Fundación de Víctimas del Terrorismo

La presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Marimar Blanco, ha felicitado a la Guardia Civil por la detención este jueves en Francia de José Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, alias 'Josu Ternera', "una importante noticia para la defensa de la memoria y dignidad de las víctimas del terrorismo".

"Esperada y muy positiva noticia", ha añadido en un comunicado en el que Marimar Blanco destaca el "incansable trabajo" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como la judicatura y demás autoridades francesas, "ejemplares durante las dos últimas décadas en la colaboración contra la banda terrorista ETA".

Marimar Blanco muestra su satisfacción por que ahora 'Josu Ternera' va a responder ante la justicia por sus actuaciones criminales. "Porque no podemos olvidar que las consecuencias penales de sus actuaciones no han desaparecido, aunque la banda terrorista haya depuesto las armas y escenificado su final", subraya antes de reafirmar la apuesta, "largamente demostrada, en un Estado de Derecho firme en la aplicación de la Ley".

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de ETA