Investigan la muerte de un bebé tras administrarle en el Marañón una sobredosis de un fármaco

Investigan la muerte de un bebé tras administrarle en el Marañón una sobredosis de un fármaco

Un bebé de 9 meses falleció el pasado mes de febrero en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid presuntamente tras administrarle por error una dosis diez veces más alta de un medicamento que necesitaba.

Así consta en la denuncia que los padres del menor han interpuesto ante el Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid, representados por Carlos Sardinero, que colabora con la Asociación El Defensor del Paciente, por un presunto delito de homicidio por imprudencia profesional grave, denuncia que ha adelantado este martes el diario El Mundo.

Una dosis 10 veces superior

El bebé, que en noviembre de 2018 había sido sometido a un trasplante de corazón, necesitaba 100 miligramos de micofenolato, un fármaco inmunosupresor que se emplea para el tratamiento de pacientes trasplantados, pero se le administró un gramo, diez veces más.

Como consecuencia del "error" -que, según la denuncia, se admite como tal en la historia clínica del paciente en varias ocasiones- el bebé falleció días después por necrosis intestinal, a pesar de los intentos de los médicos de revertir los efectos de la sobredosis.

Se investiga por qué se cometió el error

El Juzgado investiga si fue el médico quien prescribió la dosis incorrectamente o la enfermera quien la aplicó de forma indebida.

La asociación El Defensor del Paciente lamenta que por parte del Hospital Gregorio Marañón "no se haya ofrecido una explicación a los padres y, fundamentalmente, que no hayan aportado ayuda psicológica para ayudarles a superar este duelo".

Desde el Gregorio Marañón y la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid han rehusado hacer declaraciones, y han reiterado su máxima voluntad de colaborar con la Justicia durante la instrucción de la causa, hasta que se dirima cualquier tipo de responsabilidad.

Apoyo a la familia del bebé

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha trasladado "todo" su apoyo a la familia del bebé de nueve meses fallecido. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la dirigente regional ha recordado que se trata de un bebé que había tenido un trasplante de corazón. "Queremos, en primer lugar, trasladar todo nuestro apoyo a la familia y estar cerca de ella para en estos momentos poder ayudarla", ha indicado.

Aunque ha hecho hincapié en que es un tema "que se está resolviendo desde el hospital" y ante el que tienen que tener "máxima prudencia".

Carcedo defiende que es un caso "excepcionalísimo"

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, ha señalado que la muerte del bebé de nueve meses en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid es un caso "excepcionalísimo" dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS), por lo que considera que este caso "no debe restar ni un ápice de confianza de la ciudadanía en el sistema sanitario público".

Carcedo ha pedido "prudencia" y que se espere a los resultados de la investigación judicial abierta por el Juzgado de Instrucción número 10 de Madrid para comprobar "qué es lo que aconteció". "La prudencia debe de imperar en estos casos, porque el sistema sanitario está previsto para que esto no suceda", ha añadido.

Fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid han explicado este martes a Europa Press que este asunto está "judicializado", y que el Servicio Madrileño de Salud y el Hospital ofrecerán "la máxima colaboración con la justicia durante la instrucción de la causa hasta que se dirima cualquier tipo de responsabilidad".

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Hospital General Universitario Gregorio Marañón