Intentan localizar en el pozo al pequeño Julen con un robot para inspeccionar tuberías

Intentan localizar en el pozo al pequeño Julen con un robot para inspeccionar tuberías

Siguen sin encontrar al pequeño Julen en el interior del pozo al que cayó hace ya 24 horas. Las labores de rescate del niño, de dos años, son muy complicadas en un pozo muy profundo y de boca estrecha. Un tapón de tierra impide acceder al pequeño.

Extraer la tierra, un pozo paralelo y excavar a cielo abierto son tres de las opciones en las que trabaja contra el reloj la Guardia Civil para tratar de rescatar al pequeño Julen, que se precipitó por el pozo de más de cien metros de profundidad y 25 centímetros de diámetro, en una finca privada de la localidad malagueña de Totalán.

En estos momentos, un robot que normalmente se emplea para inspeccionar tuberías y hallar anomalías en las redes de saneamiento se está utilizando en las tareas de búsqueda del niño.

Este dispositivo pertenece una empresa especializada en la limpieza y desatoro de tuberías, desagües y canalizaciones, que ha puesto a disposición de los equipos de rescate varios técnicos. Es la primera vez que participan en el rescate de un niño en estas circunstancias, dada la estrechez del orificio.

El robot se suele usar en tuberías de 15 ó 20 centímetros de diámetro por las que se desplaza horizontalmente gracias a distintos juegos de ruedas, y en este caso entiende que se estará usando sin el tractor, para reducir sus dimensiones y hacerlo descender por el pozo.

Dispositivo de rescate

La familia informó el domingo a las 14.00 horas a los servicios de emergencia de que el niño había caído en este pozo, un orificio de prospección para buscar agua, por lo que se activó un dispositivo de rescate en el que han participado toda la noche un centenar de efectivos y que continúa activo para hallar al pequeño.

En las últimas horas, los equipos han hallado una bolsa de chucherías y han logrado sacar algo de tierra del pozo, aunque se han topado con una "zona dura" que complica las tareas, según ha explicado a los periodistas la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez.

En las labores para tratar de localizar al niño trabajan efectivos del 112, Consorcio Provincial de Bomberos, Protección Civil, el Equipo de Rescate e Intervención de Montaña (EREIM) de Álora y Granada, Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, bomberos de Málaga capital y colaboran varias empresas privadas