La Inspección de Trabajo investiga a Amazon por su nuevo servicio de reparto

Inspección de Trabajo investiga a Amazon por su nuevo servicio de reparto. Cualquier autónomo aunque no pertenezca al sector del transporte puede convertirse en repartidor de la compañía.

Las empresas de logística aducen que podría tratarse de competencia desleal. Sin embargo, desde Amazon aseguran que cumplen con la normativa.

Convertirse en repartidor de Amazon es tan sencillo como bajarse la aplicación desde la propia web de Amazon y apuntarse. Sólo hay que ser autónomo y tener coche propio.

Sin datos sobre los repartidores de Amazon

La compañía no ofrece datos de cuántos repartidores tienen en Amazon Flex, pero basta permanecer un tiempo a las puertas del almacén para constatar que son muchos. Telemadrid ha contado más de una veintena de coches particulares en apenas media hora.

El flujo de vehículos es constante. Llegan con sus coches, pasan dentro el centro logístico, cargan los paquetes y salen a repartir. Un trabajo que va a durar cuatro horas y por el que les van a pagar 56 euros.

Nada más llegar al centro de Amazon en Alcobendas, encontramos con una fila de cinco coches esperando para entrar. Algunos de los repartidores nos dan su visión sobre este trabajo: "Incluso nosotros -dice uno- tenemos algún seguro" "Sí, tenemos un seguro, -asegura otro- tanto la paquetería como los conductores de Flex"

Ana y Luis, nombres ficticios, son un matrimonio que viene por primera vez a probar el trabajo, pero no quieren hablar a cámara, como otros autónomos a los que preguntamos. "Salen ofertas de bloques de trabajo y tú aceptas, vienes, recoges y entregas", dicen.

Algunos son habituales, otros vienen de forma esporádica. Para ellos, es trabajo y dinero que entra en casa. Competencia desleal, según las empresas de paquetería. Y cuando menos, irregular para las asociaciones de autónomos.

Por ello, el Ministerio de Trabajo ya investiga a Amazon por si estuviera cometiendo alguna ilegalidad.

Mejores Momentos

Programas Completos