El registro de la jornada laboral viene con polémica entre el Gobierno y las empresas

El registro de la jornada laboral viene con polémica entre el Gobierno y las empresas

Ni improvisación, ni precipitación. Desde el Gobierno insisten en que la norma que obliga a registrar las jornadas laborales de los trabajadores se aprobó hace dos meses. Aún así, dicen que serán flexibles en su aplicación. Los empresarios hablan de "caos" y denuncian la falta de diálogo. Más satisfechos, los sindicatos. Desde este 12 de mayo ya se tienen que registrar los trabajadores y trabajadoras en sus centros de trabajo.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha negado este lunes que haya habido precipitación por parte del Ejecutivo a la hora de implantar la obligación de que las empresas lleven un registro de las horas extra hechas por sus trabajadores, en vigor desde este lunes. "Al contrario. Yo creo que hemos ido muy tarde a proteger a los trabajadores y trabajadoras que han visto cómo millones y millones de horas de su trabajo no han sido ni reconocidas ni remuneradas", ha opinado en declaraciones a los medios de comunicación tras recoger su acta de diputada en el Congreso de los Diputados.

"Otra cosa distinta es que cada empresa, con los criterios que hoy ha puesto en lo alto de la mesa el Ministerio de Trabajo tengan un periodo de adaptación para ver cómo se hace ese registro y ese control", ha precisado.

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, Magdalena Valerio, lamentó este lunes que tras dos meses de plazo para acordar el registro horario “nadie se lo ha tomado en serio” y aseguró que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social va a actuar, pero en un “tiempo razonable”. Valerio subrayó que se tiene que negociar con los trabajadores, bien a través del convenio colectivo, o bien con un acuerdo de empresa, y señaló que, aunque la Inspección puede sancionar ya, no lo hará si se demuestra que se está negociando el registro de jornada y dará una moratoria antes de sancionar. No obstante, advirtió de que ese plazo “no puede ser sine die”.

La titular de Trabajo incidió en que “las normas están para respetarlas” y confió en que ésta de registro de jornada se cumpla. La ministra señaló que desde el Ministerio no se ha querido concretar el modelo de registro para dar “flexibilidad” a las compañías, teniendo en cuenta las distintas circunstancias de las jornadas de los trabajadores.

El Ministerio ya informó de que publicaría una guía didáctica para orientar a la hora de cumplir con la norma y la ministra aclaró que “no estaba previsto sacarlo”, pero ante las “consultas” que se están recibiendo en la Dirección General de Trabajo, se publicará, y “si vemos que es necesario para determinado sector o categoría profesional” se elaborará un reglamento.

Valerio también quiso señalar que el Tribunal de Justicia de la UE emitirá una sentencia con unas directrices para España sobre el registro de jornada. “Pensamos que es inminente, lo que estamos haciendo es propiciar lo mejor para los trabajadores, las empresas, es bueno para la conciliación y para la Tesorería General de la Seguridad Social”, dado que cada semana se realizan más de tres millones de horas extraordinarias por las que no se cotiza a la Seguridad Social.

Iglesias lo considera insuficiente

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha considerado este lunes que es "absolutamente fundamental" que las horas extra se controlen y se paguen y ha opinado que es insuficiente el registro de la jornada laboral que ha entrado en vigor. "Creo que los sindicatos tienen razón cuando dicen que las medidas son insuficientes. Ese control tiene que ser de libre acceso para la inspección de trabajo y las propias organizaciones sindicales", ha dicho este lunes Pablo Iglesias que ha añadido que si Podemos forma parte del próximo gobierno, "en este país se van a controlar las horas extra y se van a pagar".

La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, reclamó este lunes “abrir las mesas de negociación con los empresarios a todos los niveles, tanto a nivel sectorial como a nivel de las comunidades autónomas, para regular el control horario en las empresas. Para Antoñanzas, esta medida es positiva “porque en nuestro país se realizan más de 2,5 millones de horas extraordinarias a la semana que no son remuneradas”. “Es importante aflorar toda esta economía sumergida con el objetivo de aumentar los ingresos de la Seguridad Social y acabar con la precariedad que sufren muchos trabajadores y trabajadoras””, sostiene.

ATA ve una "chapuza"

El presidente de la organización de autónomos ATA, Lorenzo Amor, ha afirmado este lunes que la nueva normativa sobre el registro horario de jornada es una "chapuza", que supone volver "al siglo pasado".

"Es como volver a la mina"

"Es como volver a la mina. La administración se cree que todos los trabajadores tienen un centro de trabajo, cuando la realidad es que en España hay más de 600.000 empresas que no lo tienen", ha señalado Amor en declaraciones a la cadena Cope recogidas por Europa Press.

El presidente de ATA ha advertido de que en los autónomos y en las pequeñas empresas "hay cabreo y mucha incertidumbre" por esta nueva obligación empresarial, una incertidumbre que, a su juicio, se refleja incluso en el hecho de que el Ministerio de Trabajo vaya a publicar hoy una guía práctica "un día después" de que haya entrado en vigor la obligatoriedad de este registro.

Amor ha afirmado que, aunque hay que controlar las horas extraordinarias que realizan los trabajadores, no se puede pensar que los empresarios "son unos defraudadores".

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Jornada laboral