La discrepancia de Garrido con el Delegado del Gobierno empaña el Día de la Policía

Hoy es el día de la Policía Nacional y el cuerpo ha premiado a agentes y ciudadanos anónimos que han participado en acciones heroicas. Sin embargo, la ausencia de los actos del presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, por discrepancias con el delegado del Gobierno, José Manuel Rodríguez Uribes, sobre su papel institucional en este acto ha empañado la entrega de condecoraciones a policías e instituciones.

A pesar de que en la agenda del Gobierno del presidente regional incluía su asistencia este mediodía en Ifema, donde la Jefatura Superior de Policía de Madrid celebraba su tradicional entrega de medallas con motivo de la festividad de los Santos Ángeles Custodios, sobre las diez de la mañana Garrido suspendía su presencia.

Las razones las explicaba el propio Garrido en la puerta del Sol casi al mismo tiempo que daba comienzo el acto en Ifema, presidido por el delegado del Gobierno, y al que han asistido el concejal de Seguridad del Ayuntamiento, Javier Barbero, o la presidenta de la Asamblea, Paloma Adrados.

Garrido ha explicado en rueda de prensa que uno de los motivos para no acudir ha sido que el acto coincidía con la reunión habitual de los martes del Consejo de Gobierno, que hoy trataba "algunos asuntos muy importantes", pero, a renglón seguido, ha recriminado la "dinámica socialista" porque "ha cambiado el protocolo". "Son las cosas de este sistema de 'ordeno y mando' que ha impuesto el Gobierno del PSOE", se ha quejado Garrido, que ha insistido en que es "la primera vez en la historia que se cambia el modelo de asistencia" y que se ha hecho para que el delegado del Gobierno tenga "el máximo protagonismo".

Mientras transcurría la entrega de medallas, entre ellas la imposición de la Corbata al mérito civil a la primera unidad de los antidisturbios de Madrid, la Delegación se mostraba extrañada ante los reproches de Garrido porque este acto siempre ha estado presidido por el delegado de turno como máxima autoridad política de las fuerzas de seguridad. Pese a que el delegado del Gobierno ha preferido no responder a Garrido, desde la institución han asegurado a los periodistas que el guión previsto y comunicado a la Comunidad de Madrid incluía discurso del presidente regional y su presencia en la mesa de entrega de medallas a los agentes así como que acompañara al delegado a entregar la corbata a la primera UIP de Madrid.

No estaba en el guión, insisten en Delegación, que Garrido cerrara el acto porque lo hace quien preside, es decir, el delegado. Otra "historia" es lo que en años anteriores "pactaran" Delegación y Presidencia regional, ya que hace dos años, por ejemplo, fue Cristina Cifuentes la que, como presidenta, clausuró los discursos.

A la ausencia de Garrido se ha referido al término del acto el concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Javier Barbero, quien ha señalado que hoy era "un día para estar", de respeto institucional hacia la Policía Nacional.

También los portavoces de Ciudadanos en el consistorio madrileño y la Comunidad, Begoña Villacís e Ignacio Aguado, han afeado la actitud de Ángel Garrido.

Mejores Momentos

Programas Completos