Clases de tenis en la cárcel de Soto del Real

Clases de tenis en la cárcel de Soto del Real

La Fundación de Tenis Madrileño, de la Federación de Tenis de Madrid, lleva años dando clases en varias cárceles, entre ellas la de Soto del Real. Conocemos cómo les ha cambiado la vida a los reclusos con este deporte y qué beneficios les aportan.

Cada martes los técnicos de la Fundación y del Proyecto Hombre Madrid acuden al Centro Penitenciario de Soto del Real para dar clases de tenis a los internos del Módulo Terapéutico de Proyecto Hombre.

Tenis en la cárcel

Carlos Almazán, director de la Fundación de Tenis Madrileño, manifiesta que "uno de los fines de la Fundación es poyar a grupos desfavorecidos de la sociedad. Después de estos nueve años, las escuelas de tenis son las herramientas con las que buscamos aspectos solidarios, de ayuda y apoyo a personas con discapacidad, a niños ingresados en hospitales y también en los centros penitenciarios de Soto del Real y Valdemoro con los módulos del Proyecto Hombre".

Por su parte, Carmelo Sánchez, director de CT de Proyecto Hombre, señala que "la Fundación colabora con nosotros desde 2010, consideramos que los internos, además de hacer la terapia, aquí pueden participar en una actividad deportiva como es el tenis, pero también, de cara a su entretenimiento, aprendizaje, ya que no tenían ni idea de lo que era una raqueta de tenis".

"Gracias a esto podemos aprender a jugar al tenis"

Sergio, uno de los internos, confiesa que "gracias a esto podemos aprender a jugar al tenis, un deporte que yo nunca había practicado y que me ayuda en mi trabajo personal".

Las clases se imparten en las dos pistas de tenis del centro penitenciario. La escuela comenzó con un número de veinte alumnos que poco a poco ha ido aumentando debido al éxito del ejercicio.

Gonzalo Herranz es uno de los entrenadores de la Fundación que imparte las clases de tenis: "Hacemos dos torneos al año, uno que llamamos de invierno y otro de verano. Se involucran tanto que tienen sus típicos piques, creo que fomentamos la competición sana, que es muy importante".