Un clásico que vale una final de Copa

Un clásico que vale una final de Copa

A la espera de que no se crucen sus caminos en la Liga de Campeones, la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey (1-1 en la ida) depara el clásico de mayor trascendencia para un Real Madrid que se juega ante su eterno enemigo dos competiciones en cuatro días, y un Barcelona que quiere extender su dominio en la competición.

Dejará huella el clásico para madridistas y barcelonistas. Los de Santiago Solari en una Copa del Rey a la que esta campaña sí se le concedió importancia, como el camino más corto a un título en un curso repleto de irregularidad.

Con Bale, pero sin Isco

Solari tomará decisiones que marcarán su personalidad como técnico. La indisciplina en público de Gareth Bale, que se negó a seguir calentando en el Ciutat de València y a celebrar su gol con compañeros, deja al técnico argentino en una encrucijada.

Con Isco no le tembló el pulso, pero ahora necesita al galés, al que incluso medita incluir en el equipo titular. Sería en detrimento de Lucas Vázquez ya que Vinicius se ha convertido en pieza intocable.

Vuelven Navas y Ramos

La portería la ocupará Keylor Navas y el capitán Sergio Ramos regresa a la zaga cumplida su sanción. Son los dos cambios fijos que se esperan en un equipo que puede retocar su ataque y con una duda por despejar en el lateral izquierdo.

Marcelo tendrá la oportunidad en un clásico. Todo apunta a que el liguero que es de menor trascendencia. Si le llega en Copa tendrá la oportunidad de levantarse y resarcirse de la mala imagen dejada recientemente.

Valverde con la mente en los dos clásicos

Por su parte, con dos partidos tan consecutivos en el tiempo, Ernesto Valverde tendrá que elegir bien sus opciones y diseñar una estrategia diferente según el escenario de ambas competiciones.

Perder este miércoles sería quedarse sin un título, perder el sábado no tendría un efecto secundario negativo. De todos modos, las últimas alineaciones ante Lyon y Sevilla sirven de pista para los dos compromisos en Madrid.

Pese a la falta de descanso de Busquets y Rakitic, ambos son indiscutibles. Para mantener el estilo, Sergi Roberto o Aleñá tienen el perfil deseado en vez de Arturo Vidal, cuya presencia garantiza más vértigo que control. Arriba, con Messi y Luis Suárez seguros en el once, puede ser el momento de Dembélé en la posición de Coutinho.

Alineaciones probables

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Reguilón; Casemiro, Kroos, Modric; Bale, Vinicius, Benzema.

Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Lenglet, Alba; Busquets, Sergi Roberto, Rakitic; Messi, Suárez, Dembélé

Árbitro: José María Sánchez Martínez (colegio murciano)

Estadio: Santiago Bernabéu

Hora: 21.00 (Onda Madrid)