Revolución en el fútbol femenino español

Revolución en el fútbol femenino español

Tras la primera negativa de la Asociación de Clubes de Primera División Femenina, la Real Federación Española de Fútbol intenta convencer ahora a los clubes de Segunda división.

Reunión en la que el organismo rector del fútbol plantea como es su propuesta de futuro para el fútbol femenino.

Rubiales anuncia la creación de una liga paralela de fútbol femenino

Primer punto, la organización. Este proyecto cuenta con dos Ligas: La Elite que incluiría a los clubes de Primera División y que contaría con un mínimo de ocho equipos y un máximo de 16. Y Liga Promesa, para los equipos de Segunda División y una horquilla de participación mayor de 8 a 32 equipos como máximo.

Punto dos, el tema económico. Para su desarrollo la Federación contará con el apoyo de 2,5 millones de euros. Además de garantizar que Iberdrola sería uno de los patrocinadores principales.

Llega uno de los puntos clave, los derechos de imagen, que los clubes cederían a la propia Federación Española de Fútbol.

Acceso a Europa

Pero todavía existe un apartado más importante ya lo marcaba la presentación de la Federación, el acceso a las competiciones europeas, solo posible para aquellos clubes que participen en la Liga Élite.

Un contrato laboral a tiempo completo o un salario mínimo pactado por la Federación son otros requisitos que el organismo rector podría solicitar a un mínimo de jugadores por club. Un deseo por controlar el futuro del fútbol femenino que en la actualidad lo tiene la Liga.