Morata responde a la fe de Simeone

Morata responde a la fe de Simeone

"Necesitaba un equipo y un entrenador que confiara en mí", aseguró Álvaro Morata después de marcar su primer tanto con el Atlético de Madrid.

Lo vivido en el Real Madrid, que le impulsó a despedirse del equipo que era de su corazón, se repitió en el Chelsea. Fue clave para derrotar al Villarreal y mantener al conjunto rojiblanco en el pulso liguero con el Barcelona.

La primera vez que el VAR no le fastidió una celebración a Morata, tras hacerlo ante dos exequipos como Real Madrid y Juventus, y la primera que sintió el cariño de su nueva afición. Se dejó el alma y su entrega por el escudo ya convence hasta a los que renegaban por su pasado blanco.

"Necesitaba un grupo que confiara en mí"

Morata destacó tras marcar su primer gol con su nuevo equipo, el primero de la victoria por 2-0 ante el Villarreal, que necesitaba "un grupo que confiara" en él, algo que llevaba "buscando mucho tiempo" y que ha facilitado su adaptación.

"Hay veces que uno da muchas vueltas y al final creo que es lo que necesitaba, un grupo así, que confiara en mí sobre todo, un entrenador y un club que confiaran en mí. Lo llevaba buscando mucho tiempo y lo he encontrado aquí, con toda la ayuda que he tenido no me ha costado adaptarme y hoy es otra victoria más", aseguró Morata.

La broma de la celebración

El delantero madrileño se mostró "muy contento por el gol, por la victoria y por estar aquí" en el Atlético, en el equipo en el que dice que es "donde quiere estar" tras lograr "tres puntos importante" que deben contribuir a hacer de su estadio "un fortín".

"En su celebración del tanto hizo el gesto que hacen los árbitros para indicar que están atendiendo un mensaje del videoarbitraje, un gesto que hizo "en broma" en referencia a los dos tantos que anteriormente le anularon por el VAR, ante el Real Madrid y el Juventus.