Un petardo lanzado por un chaval incendia una casa en Humanes y causa serios daños

Un petardo lanzado por un chaval incendia una casa en Humanes y causa serios daños

Destrucción de enseres y la cocina y varias habitaciones quemadas. Así es como ha quedado la casa de Sandra tras estallar un petardo. Un joven lo lanzó a su terraza para gastar un broma, pero la broma resultó una desgracia.

La denuncia la dueña de la casa, Sandra, pretende más que nada advertirnos del peligro de utilizar estos artilugios, ahora que se acercan las fiestas, y que muchos, sobre todo jóvenes, creen divertido celebrarlas tirando petardos sin pensar ni dónde lo hacen ni en el daño que pueden causar

El peligro de los petardos

Como es el caso de esta casa en Humanes donde el lanzamiento de un cohete que llegó hasta la terraza incendió varias habitaciones de la casa.

“Me gustaría que concienciaran a los espectadores de la peligrosidad de estos artefactos que no son nada inofensivos”, comenta a Telemadrid, Sandra, la dueña de la casa.

Por el fuego, desalojaron tres edificios, en el que ocurrió el incendio y los dos colindantes, por precaución. Y se quedaron sin luz durante varios días.

Cuenta la dueña que la familia del chaval que lanzó el cohete y provocó el incendio, y que conocen en el barrio, "ni siquiera se ha acercado a ver cómo estaban y ni ha pedido disculpas por lo que hizo su hijo".

En espacios abiertos

La Policía recuerda que los productos pirotécnicos deben ser adquiridos a comerciantes y profesionales autorizados y que deben ser utilizados en espacios abiertos y sin riesgo de incendio.

La ley regula la edad a la que está permitida la utilización de cada tipo de artículo en función su nivel de peligrosidad y ruido.

Por su parte, la Policía Local de Parla ha emprendido una campaña de control y vigilancia de la venta ilegal de productos pirotécnicos en la que se realizarán inspecciones en los establecimientos susceptibles de vender este tipo de productos.

La Policía promueve el objetivo de que los artefactos que se vayan a vender estén en condiciones de uso y ha pedido a los ciudadanos que sean “cívicos y responsables” para “limitar las molestias” al resto de vecinos y a los animales de la ciudad.