El kamikaze de la A-5 iba en sentido contrario para saltarse un control de la Guardia Civil

El kamikaze de la A-5 iba en sentido contrario para saltarse un control de la Guardia Civil

El kamikaze de la A-5 iba en sentido contrario para saltarse un control de la Guardia Civil. El conductor dio positivo en alcohol y drogas y causó la muerte de un joven de Casarrubios, una muerte que ha destrozado a su familia.

"No es un accidente; es un asesino", hablan los familiares de la víctima del kamikaze de la A-5

El conductor kamikaze de la A-5 podría estar circulando en dirección contraria para evitar un control de alcoholemia de la Guardia Civil, según informa el diario El Mundo.

El joven, de 23 años, cuadriplicaba la tasa permitida de alcohol y dio positivo en drogas cuando se cruzó en el camino de Javier Nieto y provocó su muerte. Javier regresaba a Casarrubios del Monte después de dejar a su mujer en el trabajo.

Los vecinos de Casarrubios, consternados por la muerte de Javier

El conductor kamikaze resulto herido leve en el accidente y permanece ingresado en prisión preventiva.

Homicidio doloso

Telemadrid ha entrevistado al presidente de la Asociación DIA de Víctimas de Accidentes, Francisco Canes, quien cree que la conducta del kamikaze de la A-5 se acerca a un “homicidio doloso” y para nada es un homicidio imprudente.

Canes explica que el kamikaze era perfectamente consciente de lo que estaba haciendo cuando invirtió la marcha para huir del control de la Guardia Civil “y tiene que haber una pena acorde a lo ocurrido”.

En el primero de los casos la pena es mucho mayor que los 4 años que se contemplan para el segundo caso. La asociación DIA propone cambiar las leyes.