Luis Villaroel: "Estaban alertados todos los servicios municipales"

Luis Villaroel: "Estaban alertados todos los servicios municipales"

Luis Villaroel, Director General de Emergencias de la Comunidad de Madrid, analiza para Buenos Días Madrid las consecuencias de la tromba de agua sufrida en la Comunidad de Madrid. Villaroel ha destacado la rápida actuación de los servicios de emergencias del 112 que atendieron 1.130 expedientes en un periodo de tiempo muy corto ( Hasta las 21:00 horas). Los servicios de Emergencia de hecho llegaron a atender 1.434 sucesos relacionados con las tormentas entre las 16 y las 24 horas de este lunes. El Director General señala que aunque las fuertes trombas de agua de ayer estaban previstas, en algún punto, sin embargo, cobraron "una dimensión importante".

Esfuerzos centrados en Arganda

Arganda ha sido la zona más afectada por la tromba de agua y granizo. A este respecto Villaroel afirma que la máxima preocupación se centraba en las personas que pudieran quedar atrapadas y arrastradas por la corriente. Estas acciones se resolvieron sin ningún daño y solo se registraron daños materiales. La condensación de aire frío, entre otras razones, es la que provoca estos desórdenes climatológicos, para los que los ciudadanos deben estar preparados y extremar las precauciones.

"Había previsión de fuertes lluvias que se había difundido a todos los municipios", añade Villaroel. Estos avisos se llevaron a cabo a través de la Agencia de Seguridad de Emergencias. Por lo tanto los servicios de la Comunidad de Madrid estaban preparados para solucionar cualquier emergencia. Los factores más imprevisibles son la intensidad de la lluvia y la concentración de la misma en un determinado periodo de tiempo.

Consejos para la ciudadanía

El Director General de Emergencias insiste en las recomendaciones de prudencia para los ciudadanos. En ocasiones como las vividas ayer se pide a los vecinos que, en la medida de lo posible, permanezcan en sus domicilios. Villaroel considera que los vecinos tienen "numerosos canales para acceder a esta información". Punto fundamental en estas recomendaciones es evitar el uso del transporte privado, especialmente en zonas peligrosas y fácilmente inundables. "Los ciudadanos son los propios gestores de su seguridad", concluye Luis Villaroel.