Alejandro, el socorrista que salvó a un niño en Vicálvaro: "Vi que no se movía y me tiré a por él"

Alejandro, el socorrista que salvó a un niño en Vicálvaro: "Vi que no se movía y me tiré a por él"

Con una sonrisa nos recibe Alejandro en Buenos Días Madrid un día después de su hazaña. Este socorrista, de tan solo 20 años, es un héroe ya para los vecinos, pues salvó la vida de un niño de 6 años que se estaba ahogando en la piscina de su urbanización en Vicálvaro.

Estamos en el mismo punto donde, gracias a su intervención, se pudo esquivar la tragedia. Alejandro notó algo raro cuando el niño penetró en la piscina. "Me di cuenta que llevaba más de 5 segundos metido en el agua, que no buceaba, que no hacía nada. Me acerqué y me tiré a por él".

Alejandro sacó al niño de la piscina y comenzó a practicarle la llamada RCP (maniobra de Reanimación Cardiopulmonar).

"Estaba inconsciente, con los ojos en blanco y boca llena de espuma"

"Estaba inconsciente, con los ojos en blanco y la boca llena de espuma", recuerda Alejandro sobre los momentos más críticos. A pesar de la evidente tensión, Alejandro no perdió la calma y se aplicó en practicar la maniobra paso a paso.

Según ha explicado el servicio de Emergencias Comunidad de Madrid 112 la intervención de Alejandro fue providencial, pues consiguió revertir la parada gracias a su rapidez y profesionalidad. Una UVI móvil del Summa se trasladó al lugar y los facultativos comprobaron que el niño estaba estable, pero lo evacuaron al hospital Gregorio Marañon con pronóstico reservado para una mejor observación.

Es muy importante que los socorristas tengan la formación adecuada para realizar esta labor. "Yo me he sacado el título con la federación", nos cuenta Alejandro. Además tiene otros cursos de socorrismo en su haber. Una extensa formación que fue crucial para salvar la vida de este niño. "Es la primera vez en mi vida y espero que sea la última, que no me vuelva a pasar", confiesa Alejandro. Lo dicho: un héroe.

¿Cómo actuar ante un ahogamiento?