La OMS señala que la publicidad de alimentos azucarados para bebés se debe eliminar

La OMS señala que la publicidad de alimentos azucarados para bebés se debe eliminar

La Oficina Regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó este lunes en Bruselas dos informes sobre la gran cantidad de alimentos para bebés que son anunciados incorrectamente como aptos para niños menores de seis meses y que contienen cantidades inapropiadas de azúcar.

Según el pediatra y gastroenterólogo infantil, Iván Carabaño, la OMS lo lleva denunciando desde 2016, cree que con esta medida se logre limitar a los productos que superen el 10% de su contenido total en azúcar. Preocupa las enormes tasas de sobrepeso (entre el 30 y 40 por ciento) potenciadas por el fomento de la afición a los productos azucarados.

En el primer informe, "Comida comercializada para bebés y niños", se analiza la información de más de 7.000 productos de alimentación para bebés y niños comercializados entre noviembre de 2017 y enero de 2018 en 516 tiendas de cuatro ciudades: Viena (Austria), Sofía (Bulgaria), Budapest (Hungría), y Haifa (Israel).

Según este estudio de la OMS, casi un tercio de los productos para bebés menores de seis meses tienen entre sus ingredientes el azúcar, el zumo de frutas concentrado y otros agentes edulcorantes, que no deberían ser añadidos en este tipo de comidas.

Además, en tres de estas ciudades, más del 30% de las calorías de la mitad de los productos analizados provenían de los azúcares.

El segundo informe, "Acabar con la publicidad comercial inapropiada sobre alimentos complementarios para bebés y niños entre 6 y 36 meses en Europa", va dirigido al desarrollo de soluciones para ayudar a los Estados miembros a acabar con la publicidad inapropiada.

"Tenemos un modelo que está basado en la ciencia, que supone un reto, (...) pero si hay un esfuerzo, las cosas mejorarán dramáticamente y lo decimos de forma positiva" añadió el responsable de Oficina Regional para Europa de la OMS para la prevención y control de las enfermedades no transmisibles, Joao Breda.

Una de las principales recomendaciones incluidas en este modelo es que los niños deberían tomar el pecho durante los seis primeros meses de vida. Entre otras recomendaciones que se ofrecen en este modelo se encuentran:

  • Las bebidas y zumos de frutas, golosinas y tentempiés dulces no deberían ser publicitados como apropiados para bebés y niños. Zumos naturales e industriales o la miel son ricos en azúcares libres, no es recomendable para menores de 3 años.
  • Limitar el contenido total de azúcar a menos del 15% de la energía en los tentempiés.
  • Prohibir los azúcares añadidos, incluidos los zumos de fruta concentrados en todas las comidas para bebés
  • El total de las grasas no debería superar los 4,5 gramos cada 100 calorías de producto, excepto en ciertos alimentos con alto contenido en proteínas
  • Solicitar una mínima cantidad de pescado, aves de corral, carne u otra fuente tradicional de proteínas en aquellos productos que se denominen como fuente de proteínas en sus envases.