Cómo prevenir ahogamientos infantiles en las piscinas

Un niño de solo dos años tuvo que ser trasladado en helicóptero al hospital 12 de octubre por ahogamiento. Se había caído a una piscina portátil en su casa de Morata de Tajuña. Sus hermanos le encontraron cuando ya llevaba varios minutos sumergido. Sus padres consiguieron realizarle las primeras maniobras de emergencia, con indicaciones que recibieron vía telefónica. Aún permanece en estado muy grave.

Hablamos de seguridad infantil en piscinas y playas con María Ángeles Miranda, Vicepresidenta de la Asociación Nacional para la Seguridad infantil. Nos explica cómo prevenir ahogamientos infantiles en las piscinas.

En las piscinas solo funciona una cosa: vigilancia constante

Todavía no ha empezado el verano y ya estamos hablando de varias víctimas por ahogamiento. ¿Qué podemos recomendar a los padres? "Supervisión continua permanente. Es que no podemos hacer más", nos ha dicho Mª Ángeles.

"Una piscina es diversión pero también es una responsabilidad tremenda para todos"

Cuando vamos a las piscinas nos relajamos, y olvidamos que los niños juegan, y se hacen 'aguadillas', se tiran de cabeza donde no deben, o hay niños pequeños que se meten en zonas donde cubre. Y un niño puede ahogarse en menos de un minuto cuando son muy pequeños.

"Cada año nos pasamos el tiempo diciendo que no tenemos tiempo para estar con los hijos. Llega el verano y ahora es la oportunidad de estar con los hijos", nos ha dicho Mª Ángeles.

El ejemplo también es esencial: los padres deben dar ejemplo de que no se hacen 'aguadillas', que no te puedes tirar de cabeza en determinadas zonas...

Cómo prevenir los ahogamientos de menores

La mayoría de las veces no nos damos cuenta de que hay un ahogado en la piscina, porque sobre todo los niños se ahogan sin pedir ayuda. Por eso es tan importante la vigilancia. Si en la familia hay varias personas reunidas, se puede nombrar un 'guardián del agua', que tome la responsabilidad de estar vigilando a los menores.

El ahogamiento es la tercera causa de muerte infantil en el mundo

Otra de las recomendaciones es apuntarse a un curso de maniobras de emergencias, en donde se aprenden técnicas de reanimación. Este tipo de actividades se realizan en colegios o en asociaciones como la Cruz Roja.

El ahogamiento es la tercera causa de muerte infantil en el mundo. El 56% de muertes de niños se producen en piscinas, un dato escalofriante que nos hace recapacitar sobre qué estamos haciendo mal.