La Cabalgata de Reyes más inclusiva de la historia llena ya de magia Madrid

La Cabalgata de Reyes más inclusiva de la historia llena ya de magia Madrid
Vista de la cabalgata de Reyes de Madrid

Melchor, Gaspar y Baltasar llenan de magia e ilusión las calles de Madrid en la Cabalgata de Reyes más inclusiva de la historia.

Poco después de las seis y media de la tarde ha comenzado la cabalgata de Reyes del centro de Madrid que será la más accesible celebrada hasta ahora en la historia de la ciudad, ya que tendrá audiodescripción dirigida a personas con discapacidad visual, además de subtítulos y mochilas vibratorias para el público con problemas de audición.

La plaza de San Juan de la Cruz, en los alrededores de Nuevos Ministerios, ha sido el punto de inicio de un recorrido que acabará en torno a las nueve de la noche en la plaza de Cibeles, donde la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, recibirá a los Reyes Magos, que llevan trajes tradicionales: Melchor de amarillo, Gaspar de rosa y Baltasar de azul.

Más de 2.000 personas acompañan a Sus Majestades a su paso por el centro de Madrid en la Cabalgata dedicada al poder transformador de las artes, la más inclusiva de la historia.

La comitiva de los Reyes Magos está conformada por 11 carrozas, ocho compañías teatrales, la Guardia Civil a caballo, la Policía Municipal de Madrid, los Bomberos de Madrid y cientos de artistas y voluntarios.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, asiste finalmente a la cabalgata de Reyes de la capital dos días después de abandonar el hospital de La Princesa donde estuvo ingresada y pasó la Nochevieja. La regidora sufrió una fractura en el tobillo tras una caída en su domicilio.

Los Reyes Magos estrenan carrozas, hechas con papeles translúcidos con los deseos de los niños que se han acercado estas Navidades al Palacio de Cibeles.

Junto a ellas, abre la comitiva 'La estrella de la Navidad', una estructura de doce metros en la que se han incorporado cañones de confeti que dejarán una estela de estrellas metalizadas a su paso.

Mantas y bolsas para recoger caramelos

El Rey Melchor leerá en nombre de los tres un discurso dirigido a los niños.

A pesar del frío de este 5 de enero en Madrid, con una temperatura de cero grados centígrados al inicio de la cabalgata, este año hay más asistentes que el anterior debido a la ausencia de lluvia.

La manta es uno de los complementos más vistos en las gradas junto con los paraguas y las bolsas con las que los niños y adultos prevén recoger los caramelos que serán lanzados desde las carrozas.

Algunos padres han acudido al desfile con escaleras para que sus hijos no tengan problemas para ver a Melchor, Gaspar y Baltasar.

'Mo', el Gigante de Conde Duque

A 'La Estrella de la Navidad' la sigue 'Mo', el Gigante de Conde Duque, un niño de ocho años realizado en mimbre, y los 'garabatos', elementos creados por los vecinos de Madrid estas fiestas.

Además, la Cabalgata cuenta con siete compañías de artes escénicas, siete carrozas de patrocinadores, una banda de músicos y cientos de actores y voluntarios que animan el evento mientras presentan a los más pequeños las distintas disciplinas artísticas.

Policía Municipal y Nacional, Guardia Civil, EMT, Bomberos y SAMUR están presentes, como habitualmente, en la comitiva que acompaña a sus Majestades.

El grupo Petit Pop y un coro de 60 voces son los encargados de la música desde el escenario de Cibeles, donde, a las nueve de la noche, el Rey Melchor leerá su mensaje, al que seguirá un espectáculo piromusical, que concluirá la Cabalgata.

El desfile es el más accesible de la historia ya que está audiodescrito y cuenta con subtítulos, mochilas vibratorias, intérprete en lengua de signos, bucle magnético y sistemas de amplificación de sonido.

Zonas de movilidad reducida

A lo largo de todo el recorrido, se han habilitado plazas para personas con movilidad reducida, acotadas y señalizadas con banderolas con el Símbolo Internacional de Accesibilidad.

En Cibeles hay 400 plazas para personas con discapacidad y sus acompañantes. De ellas, 166 plazas son específicas para personas con sillas de rueda.

Además de las zonas para personas con movilidad reducida, el Ayuntamiento de Madrid ha instalado 27 gradas abiertas al público general e instaladas entre Emilio Castelar y la Plaza de Colón.