Vídeo: Telemadrid | Foto: REDACCIÓN

Rajoy asegura ante el tribunal que "no ha habido 'caja b' del PP"

En el juicio por la supuesta caja B del PP, los expresidentes del Gobierno José María Aznar y Mariano Rajoy han negado esta tarde su existencia y haber recibido sobresueldos.

Mariano Rajoy ha comparecido en la décima sesión del juicio en el que se trata de esclarecer si el PP pagó las obras de reforma de su sede con dinero negro y lo ha hecho por videoconferencia y sin mascarilla. El expresidente aseguró que "en mis 40 años de militante del Partido Popular nunca he escuchado a un solo cargo, empleado o militante de la formación mencionar la famosa 'caja B' del Partido Popular". De hecho, dijo a preguntas de la acusación popular, ninguno de los testigos que ha declarado hasta ahora en este juicio ha confirmado la existencia de esa contabilidad paralela: “No hay ninguna ‘caja b’ del PP. Son los papeles del señor Bárcenas, que son un delirio”.

Mariano Rajoy, negó rotundamente haber destruido varios folios pertenecientes a los llamados ‘papeles de Bárcenas’ en una trituradora de papel que tenía en su despacho, tal y como declaró Luis Bárcenas en el juicio por la ‘caja b’ del PP que se celebra en la Audiencia Nacional. "Es metafísicamente imposible que yo haya destruido lo que nunca tuve en mi mano", aseguró.

Rajoy recalcó que “jamás” se ha ocupado de los asuntos económicos del partido, ni de los ingresos ni de los gastos. Igualmente, sentenció que “jamás” fue informado de “ningún donativo que recibiera el PP”.

José María Aznar |REDACCIÓN

Previamente el expresidente del Gobierno José María Aznar había señalado este en su declaración como testigo en el juicio que celebra la Audiencia Nacional, que "jamás he recibido ningún sobresueldo" y que siempre ha cobrado todo por medio de transferencias bancarias declarando por ello ante la Hacienda pública.

"No he conocido ninguna contabilidad b o paralela en el Partido Popular, solo la oficial que se remitía puntualmente al Tribunal de Cuentas", ha explicado a preguntas de la acusación popular en la que es su primera declaración en sede judicial por la caja 'b' del partido.

Preguntado sobre la declaración de este martes del ex diputado del PP Jaime Ignacio del Burgo quien dijo que Aznar era conocedor de varios de los pagos que aparecen en los denominados 'papeles de Bárcenas' y que recibió desde 1991 el que fuera secretario general del PP navarro, Calixto Ayesa, como "compensación" por un crédito que pidió para la campaña de UDC en 1982, el expresidente ha recalcado que no ha dado autorización a nadie "para compensar económicamente a nadie" porque no era su "función" ni entraba dentro de sus "competencias" o "responsabilidades". "Otra cosa es que Jaime Ignacio del Burgo, que es inteligente y capaz (...), puede tener memoria de una reunión de la que yo no tengo. Pero en cualquier caso no tenía competencia para autorizar" compensación a nadie, ha incidido.

Durante el interrogatorio de las acusaciones particulares, el expresidente Aznar se interesó en todo momento por quiénes eran los representantes de cada acusación popular. En primer término, le preguntó Mariano Benítez de Lugo, el representante de la Asociación de Abogados Demócratas por Europa (Adade), de quien dijo saber que fue “abogado del PSOE”. Cuando empezó a interrogarle el siguiente letrado, Aznar le preguntó si era el abogado de Carmen Ninet y Cristina Moreno y los “diputados del PSOE de las Cortes Valencianas”, al llegar el turno del abogado Gonzalo Boye, que ejerce la acusación popular, Aznar le identificó como “el abogado del señor Puigdemont”. Tras un pequeño rifi-rafe con el abogado sobre el hecho de que declarará con mascarilla desde su casa, Aznar señaló que “simplemente quería recordar que yo estoy compareciendo como testigo a petición de las acusaciones populares, nada más que eso”.

Con posterioridad, declaró como testigo José María Michavila, que fue ministro de Justicia bajo presidencia de José María Aznar, y que negó haber mediado entre el Partido Popular y el extesorero Luís Bárcenas cuando estalló el escándalo de la ‘caja b’.

Fue el propio Bárcenas el que declaró que Michavila trató de limar diferencias entre el partido y él cuando se comenzó a investigar la existencia de una contabilidad paralela y salieron a la luz los llamados ‘papeles de Bárcenas’ conteniendo apuntes de donaciones y pago de sobresueldos. El exministro negó “categóricamente” esa intervención y aseguró que “nadie me ha pedido, ni por un lado ni por otro que mediara”.

Las declaraciones de los ex altos cargos del PP citados como testigos concluyen este jueves con las comparecencias de los exministros Rodrigo Rato y Federico Trillo.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Audiencia Nacional