Vídeo: Telemadrid | Foto: TELEMADRID

El entorno del Calderón tendrá un jardín sobre la M-30 que se cubrirá y no se soterrará

Un jardín sobre la M-30. Así se transformará el entorno del Calderón cuando se instale la cubierta de hormigón armado sobre ese tramo de carretera que transcurre por el antiguo estadio del Altético de Madrid.

Las obras, que comenzarán en la segunda mitad del año, suponen un antes y un después al derribo del Vicente Calderón en la imagen de Madrid. La M30 a su paso por antiguo estadio atlético que en su día se iba a soterrar ahora se cubrirá. Serán unos 620 metros de longitud y 40 de anchura con tres miradores y se respetará el trazado original de la M30.

Mejora en seguridad y calidad del aire

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha presentado el plan y ha manifestado que “supondrá una mejora de la seguridad de la vía y de la calidad del aire de la zona". Las obras se alargarán durante 20 meses, con un presupuesto base de licitación de 69 millones de euros.

Almeida ha destacado que durante todo el proceso se mantendrá la circulación de la M-30 por el desvío provisional, que será demolido una vez finalizadas las obras y restituido el tráfico a la calzada definitiva. “Solo las zonas de cubierta próximas a las actuales bocas del túnel deberán realizarse montando las vigas en horario nocturno con cortes puntuales de tráfico”, ha explicado la delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero.

Parque Atlético de Madrid

Ladrillo a ladrillo. Ahora son las excavadoras las que juegan el partido sobre los antiguos terrenos del Calderón. Los coches volverán del desvío actual al trazado original que pasaba bajo las gradas del estadio. En una primera fase se construirá una cubierta de hormigón de 620 metros de longitud y más tarde se tapará con un manto verde. No habrá ni rastro de coches y el parque contará, además, con tres miradores al Manzanares.

Quince meses de trabajos de desmontaje pusieron punto final a incontables tardes de futbol. Dos años después la construcción de una cubierta es la solución proyectada una vez descartado el soterramiento. Durante la obra la circulación se mantendrá por el desvío provisional.

Después se construirá la cubierta verde, con un homenaje debido al pasado ya que Almeida confía en que la concejala presidente de Arganzuela “cumpla con su palabra de nombrar al parque sobre el Calderón como Parque Atlético de Madrid y que haya iconos y símbolos que recuerden tantas alegrías que vivimos los atléticos”, ha dicho.

Mejores Momentos

Programas Completos