20 años sin Miguel Gila, sin su humor y su visión "nada seria" de la vida

  • Sus monólogos 'desde la guerra' hicieron reír a varias generaciones durante 50 años
Foto: ARCHIVO |Vídeo: Telemadrid

Este martes se cumplen 20 años del fallecimiento de Miguel Gila. El hombre que utilizó el humor para hacer reír a varias generaciones. Directo y campechano no dio tregua ni siquiera a su personaje más querido, el soldado armado con un teléfono, disparando desde la trinchera del ingenio.

Su guerra, la vivida realmente durante la Guerra Civil, se convirtió en argumento de sus monólogos. Todo un pionero en este tipo de espectáculos. Y es que Miguel Gila, además de humorista y dibujante, fue antes varias veces prisionero de guerra e incluso llegaron a fusilarlo "mal" como el mismo se encargaba de recordar con sorna.

Una broma del destino hizo que lo fusilaran "mal" durante la Guerra Civil

El humor lo utilizaba Gila como terapia para superar su paso por la contienda. Lo hizo por primera vez en el Teatro Fontalba de Madrid donde comenzó un idilio con su público que duró más de 50 años y le convirtió en el genio del humor del siglo XX. La clave de su éxito según él: hablar como el más tonto de la sala pero pensar como el más listo.

Y entre sus frases favoritas: "La vida pasa en un suspiro, así que no hagamos de ella un asunto muy serio".

Mejores Momentos

Programas Completos