Vídeo: Telemadrid | Foto: REDACCIÓN

Defensa lleva a la Fiscalía un chat de militares retirados en que se hablaba de golpe de estado y fusilamientos

El Ministerio de Defensa ha puesto en conocimiento de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Madrid el contenido del chat de militares retirados del Ejército del Aire en el que hablaban de un golpe de Estado contra el Gobierno o incluso mostraban su deseo de "fusilar a 26 millones" de personas.

La conversación de WhatsApp, desvelada por Infolibre, pertenece a miembros de la XIX promoción del Ejército del Aire, todos ya retirados, e incluye mensajes contra el Ejecutivo de coalición, habla de "pronunciamientos" y de su deseo de "muerte" de los miembros del Gobierno.

En su escrito, Defensa considera que corresponde al Ministerio Fiscal investigar la "eventual relevancia penal" de la conversación privada entre militares ya retirados, "en defensa de la legalidad". Y subraya su voluntad de "salvaguardar la honorabilidad y la pública estimación de las Fuerzas Armadas y de los hombres y mujeres que las integran".

La ministra de Defensa, Margarita Robles afirmó que, de acuerdo con lo publicado, en este chat se han vertido “expresiones absolutamente inaceptables desde cualquier punto de vista” y la Fiscalía debe analizar si se han cometido “posibles delitos”.

Margarita Robles indicó que estos militares retirados “no representan para nada a las Fuerzas Armadas y están haciendo un flaco y un negativo favor a nuestras Fuerzas Armadas y a Su Majestad el Rey”, en referencia en esta última parte a que en el chat se aludiera a que el jefe del Estado estaba de acuerdo con sus planteamientos.

El mismo mensaje ha dirigido a los autores de una carta enviada al Rey, miembros de retirados del Ejército de Tierra. "No podemos aceptar que embozándose en la condición militar y atribuyéndose cualidades que no tienen quieran implicar al jefe del Estado", ha sostenido.

Por su parte, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, afirmó este jueves en una entrevista de TVE, que no le “cabe la más mínima duda” de que el Rey “ni se va a leer la carta” que más de 70 exmandos militares le enviaron acusando al Ejecutivo de coalición de ser un peligro para la unidad de España.

Pablo Iglesias, vicepresidente del Gobierno |REDACCIÓN

Lo que estos señores digan no supone ninguna amenaza. No amenaza quien quiere sino quien puede”, desdeñó sobre estos militares jubilados, de quienes además reveló que su actual jefe de gabinete como vicepresidente y antiguo jefe del Estado Mayor de la Defensa, Julio Rodríguez, le ha comentado que, cuando estaban en activo, “algunos de los que dicen barbaridades hacían la pelota a cualquiera con tal de seguir ascendiendo”.

Sin embargo, Pablo Iglesias dio más importancia a esa carta, porque “sitúa a la monarquía en una situación absolutamente incómoda”, que al chat privado en el que algunos de los firmantes abogan por fusilar a millones de españoles. “Algunos tienen que esperar a dejar su cargo para decir ciertas cosas porque nunca se habrían atrevido a expresarlas antes”, sentenció.

Mejores Momentos

Programas Completos