La Comunidad de Madrid rechaza el aprobado general propuesto por el Ministerio de Educación

Continúa la polémica sobre el final del curso escolar. Tras reunirse con las Comunidades Autónomas, el Gobierno anunció que alumnos de manera general pasarán al próximo curso. La Comunidad de Madrid sin embargo cree que así se desincentiva al alumnado.

El alumno pasará de curso si existe una evaluación global positiva. La Ministra de Educación, Isabel Celaá insiste que ahora y siempre, la norma general es la progresión. Aclara que "el aprobado general es injusto", aunque apunta a que la evaluación debe ser "global" y centrarse en las "competencias esenciales". "El tercer trimestre no pueden servir para perjudicar al alumno", recalca.

Celaá matizó que las competencias educativas autonómicas están "intactas" para decidir o no evaluar a los alumnos sobre los contenidos que se impartan durante este atípico tercer trimestre del curso escolar, interrumpido en su forma presencial por las medidas de confinamiento por el coronavirus.

Por su parte, el Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, acusa al Gobierno de dejación por no determinar con cuántos suspensos se repite.

Ossorio rechaza "un aprobado general" y que el Ministerio de Educación dejara "al albur" de las comunidades autónomas en la Conferencia Sectorial de Educación con cuántos suspensos se puede pasar de curso, ya que los títulos tienen validez nacional y es competencia del Estado determinarlo."En Madrid será con cero suspensos", ha sostenido Ossorio en una entrevista en Onda Madrid.

Algunas asociaciones del sector hablan de ambigüedad en la propuesta del Ministerio de Educación.

La Comunidad de Madrid ha decidido que se pasará de curso con cero suspensos. Y la tercera evaluación será tenida en cuenta con máxima flexibilidad.

Mejores Momentos

Programas Completos